Publicada el 9 de enero de 2018

Siguiendo la Directiva Marco sobre Residuos de la UE y la Normativa sobre Residuos de 2012 del Departamento de Medio Ambiente, Alimentos y Asuntos Rurales (DEFRA) del Reino Unido, las autoridades locales en Inglaterra han asumido un papel de liderazgo en la consecución del objetivo de alcanzar una tasa de reciclado de residuos del 50% para 2030. Por otra parte, a tenor de una serie de normativas que incluyen la Ley de Protección Ambiental de 1990, son responsables de mantener los “terrenos pertinentes” libres de basura y residuos.

El cumplimiento de estas obligaciones supone un gran desafío, especialmente en zonas urbanas. Las políticas y procedimientos de gestión de residuos suelen aplicarse con celo, pero no todos los residentes locales las respaldan, incluso en los casos en que existe información clara e instalaciones adecuadas. Uno de los mayores retos es precisamente animar a la población local a desempeñar su papel y alcanzar los objetivos de la Directiva sobre Gestión de Residuos, deshaciéndose del material reciclable de manera efectiva.

La contaminación de contenedores de material reciclado es un importante problema para las autoridades locales. En la actualidad, son muchos los artículos no reciclables (como pueden ser pañales usados o dispositivos electrónicos) que se depositan junto con materiales reciclables, siendo rechazados por las plantas de reciclado y derivados a vertederos. Esto no solo es perjudicial para el medio ambiente, sino que también hace aumentar los costes para las autoridades locales.

Vertidos ilegales

En el tema de la contaminación de residuos, los vertidos ilegales (la disposición de residuos en terrenos que carecen de licencia para aceptarlos) de artículos no reciclables va en aumento y puede suponer un problema en zonas en que los contenedores no disponen de control de acceso. De hecho, DEFRA ha revelado que los ayuntamientos en Inglaterra han denunciado >936.090 casos de vertidos ilegales de todo tipo en 2015/2016, lo que supone un aumento del 4% con respecto al año anterior. La eliminación de estos vertederos ilegales costó a los ayuntamientos 49,8 millones de libras (unos 56 millones de euros).

Por este motivo, los municipios locales buscan nuevas maneras de colaborar con la población local para fomentar unas prácticas de gestión de residuos más efectivas.

Plastic Omnium y Ferrovial

Por su parte, la división de medio ambiente de Plastic Omnium lleva años apoyando a las autoridades locales del Reino Unido y el resto del mundo a lograr sus objetivos de reciclado mediante soluciones innovadoras para todo tipo de contextos ambientales urbanos y suburbanos. Los aspectos más conocidos para todos son, los contenedores con ruedas y los contenedores soterrados y, con cada vez mayor frecuencia, los servicios de mantenimiento, limpieza y software; este último diseñado como opción inteligente para optimizar el proceso de recogida.

Residuos plásticos

Por este motivo, en 2015 se pidió a la empresa que participara junto con el Centro de Competencia de Ciudades de Ferrovial Servicios, Amey y el Ayuntamiento de Slough en la instalación de seis contenedores protegidos con sistemas de control de acceso en múltiples ubicaciones de la ciudad. La finalidad de este proyecto piloto, el primero de estas características en el Reino Unido era reducir la contaminación, incrementar la calidad y cantidad de reciclaje doméstico, y reducir así el volumen de material enviado a vertedero. Cada contenedor daba servicio a bloques de pisos de distinto tipo. En el proyecto participaron trescientos hogares.

Cada contenedor estaba dotado de cierres de control de acceso y se les entregó a los residentes locales una llave o “tarjeta inteligente” para abrir el recinto de los contenedores y así tener acceso a los contenedores de reciclaje, de tal forma que los no residentes no pudieran hacer uso de los mismos.

Por otra parte, los contenedores registraban cada vez que se utilizaba la llave por un usuario, aunque sin que quedara constancia de lo que se depositaba en los mismos. Estos datos se enviaban al Ayuntamiento, a Ferrovial Servicios y a Plastic Omnium, permitiendo así a los socios entender mejor cómo y cuándo se utilizaban los contenedores y la evolución de las pautas de reciclaje de los residentes locales.

Resultados

Los análisis realizados en los primeros meses del proyecto indicaron una mejora significativa en las tasas de reciclaje. Los residentes respaldaron el proyecto con entusiasmo y la mitad de ellos afirmaron que les ayudaba a reciclar más. Asimismo, expresaron su satisfacción por el hecho de que únicamente las personas autorizadas pudieran acceder a los contenedores, pues así se creaba un sentimiento de propiedad. Algunos afirmaron también que a las nuevas generaciones se les estaba enseñando cómo ser más responsables, puesto que los niños aprendían a llevar el material reciclable a los contenedores y le gustaba utilizar la llave o tarjeta para acceder a los mismos. Es evidente que este proyecto piloto concienció sobre la necesidad de reciclar, y la necesidad de hacerlo bien para reducir el coste de la contaminación.

Contenedores de reciclaje

El proyecto demostró también que es preciso involucrar constantemente a las comunidades para mantener los progresos logrados y evitar el letargo y una caída en las tasas de reciclaje.

Los resultados obtenidos demostraron que las conclusiones de otros proyectos similares llevados a cabo con anterioridad en Europa utilizando esta tecnología son susceptibles de replicación en el Reino Unido. El uso de contenedores con control de acceso ha sido un éxito, tanto por lo que a cambio de hábitos de los residentes locales respecta como para la reducción de la contaminación y el aumento en las tasas de reciclaje.

Y aunque los proyectos europeos ofrecen ejemplos útiles que el Reino Unido podría adoptar, Slough ha demostrado que también en Inglaterra se pueden encontrar modelos prácticos de gran eficacia. Además del objetivo de la UE/DEFRA del 50% de reciclaje para 2020, Slough quiere alcanzar una tasa del 60% de reciclaje para 2028. Si el grado de innovación, visión de futuro y participación comunitaria demostrado por el proyecto piloto en Slough sirven de referencia, ambos objetivos son del todo realizables.

Escrito por Richard Gregg el 9 de enero de 2018 con las etiquetas: Ferrovial Servicios Reciclar tratamiento de residuos

Aún no hay comentarios publicados.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para posibilitar, personalizar y analizar la navegación, mejorando la calidad de los servicios. Si continua navegando, acepta su uso conforme a nuestra política de cookies. Puede cambiar sus preferencias en su navegador.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia sesión

Para guardar tus lecturas y seguir en otro momento, necesitamos saber quién eres

¿Has olvidado tu contraseña?

¿Aún no estás registrado?

También puedes entrar a través de:

Regístrate

Introduce tu correo electrónico y te enviaremos un email para activar tu perfil.

También puedes entrar a través de:

¿Has olvidado tu contraseña?

Introduce la dirección de correo electrónico con la que te registraste para recuperarla.

¿Has olvidado tu contraseña?

Tu contraseña ha sido cambiada.

Aviso

No se ha podido cambiar su contraseña de acceso.

¿Has olvidado tu contraseña?

Revisa tu correo electrónico para obtener el enlace de confirmación.

Aviso

No hay ningún usuario registrado con esa dirección de correo electrónico.

Aviso

Este usuario no tiene permitido el restablecimiento de su contraseña.

Regístrate

Tienes un email

Haz clic en el enlace adjunto para empezar a disfrutar de todas las ventajas de estar registrado.

Aviso

Ya estabas registrado con este correo electrónico

Aviso

Lo sentimos, pero hemos tenido un problema al completar tu registro. Por favor, inténtalo de nuevo.

Aviso

Lo sentimos, pero ese código de validación ya se ha usado en el registro de una cuenta de usuario.

Completa tu registro

¿Qué te interesa?

Selecciona los temas que te interesan y te enviaremos el contenido relacionado.

¿Con qué periodicidad quieres recibirlo?

Newsletter