Publicada el 1 de Septiembre de 2008

Durante los quince días pasados en Tanzania pocas han sido las palabras aprendidas de Swahili, la lengua oficial. Si bien ASANTE SANA (Gracias) es suficiente para resumir lo allí vivido.

Ahora, a una semana vista del regreso a España, trato desde una mayor objetividad de recordar lo vivido y de poner nombre a lo allí experimentado y sentido. La vida continua, pero en la película de mi vida hay un capítulo reservado a la gente de Mugumu, Ysenye, Kyambahi y Ring´wani.

Suyas son las tierras que hemos recorrido, suyos los puntos de agua, suyos los caminos, las sonrisas que nos regalan al cruzarnos, las esperanzas de futuro y los anocheceres de cine.

Ahora seguirá sonando pronto el despertador, me apelmazaré en el metro, soportaré los atascos, hablaré de fútbol, me seguiré quejando de cosas, llenaré bares y restaurantes, compraré sin sosiego pero todo ello desde la perspectiva de sentirme privilegiado, sentirme parte del tercio del mundo que se despacha la justicia que le falta a los dos tercios restantes.

Anteriormente había tenido contactos con el mundo que llamamos subdesarrollado (pero que tiene desarrolladas muchas virtudes de las que carecemos), pero con este viaje, África ya tiene rostros de carne y hueso con los que haber compartido un trocito de vida.

Gracias a las gentes que nos encontramos por los caminos, en los puntos de agua, por afrontar con tanta dignidad una vida para nada fácil ni justa.

Gracias a la gente del hotel Girafe por haber cultivado mi paciencia, por traernos ese plato de comida que tan bien nos sabía y reconfortaba, por vuestras sonrisas, por vuestro baile y vitalidad.

Gracias a los técnicos de AMREF por su acogida, su empeño, su día a día dedicado a sensibilizar a luchar por el avance de los derechos humanos. Gracias a nuestra ilustre conductor Humphrey, por el ejemplo de que ser feliz es fácil, por tu sonrisa y por no parar de bailar con una taza de café llena de sangría. Gracias especiales a Ms. Blanche, Directora de AMREF, por demostrarnos que llegar lejos y tener los pies en la tierra es muy posible, por utilizar el poder a favor de los pobres.

Gracias a Ferrovial por brindarme la oportunidad y el privilegio de este viaje. Por emprender este proyecto, por construir sueños en el sentido literal de la palabra, por llenar una parte de mi vida que nunca pensé mi empresa lo haría, porque creo que esta iniciativa nos hace más grandes.

Gracias a Enrique, Rafa, Lila, Luisa y Kike, por los ratos compartidos, las conversaciones en la parte de atrás del Jeep, las sobremesas antes de comer, vuestro esfuerzo y dedicación, vuestra sensibilidad, generosidad infinita, por haber formado equipo, por tener una huella de nuestras vidas en común.

Gracias Roger, por ser capitán con traje de remero, por las experiencias compartidas, por vivir apasionadamente esta profesión, por esas risas, por los días que vendrán!.

Gracias a Esther y Lucía, por haber compartido esta oportunidad desde la distancia, por vuestro ánimo y por soñar juntos la certeza de que otro mundo es posible.

Ignacio, Julio, Bárbara, Cosimo, Juanjo, mucho ánimo, a disfrutar de la experiencia que luego habrá ocasión de compartirla, seguro que tras todas las anécdotas, la ausencia de agua corriente y las picaduras de mosquitos sobrevive con el tiempo todo lo que nos traemos de allí.

Mi nombre es África… Mi nombre es África… Me miras y no me ves, o acaso verme no quieres;

o tal vez donde estés no se escuchen las súplicas de mis pobres hijos que, igual que los tuyos, parieron mujeres.

Mi nombre es África… África manos vacías, África ojos grandes, África barriga hinchada, África piernas de alambre.

Mi nombre es África.

Joan Manuel Serrat

Me despido en tono festivo-celebración, como también allí nos enseñaron: Ferrovial oe! Serengueti safi!

 Pablo Gil Corona

Escrito por el 1 de Septiembre de 2008 con las etiquetas: agua responsabilidad social corporativa RSC

Ya hay 5 comentarios

Súmate a la conversación

hace 11 años

Menudo equipo!!!!!!!!!!!!

hace 11 años

Jajajaja. Nosotros tampoco os olvidamos. Ni a los técnicos de AMREF, ni a Humphrey, ni a ti, ni por supuesto a Salomé oé!.

Siento el tema de Ignacio. Espero que esté mejor y que no sea nada.

Aunque ya estoy en mi tierra, en Valencia, aún se nota que parte del alma queda allí, en Mugumu. Todo lo vivido despierta un conjunto de sentimientos y sentidos que aquí se tienen adormecidos por la urgencia de todo. Todo ha de ser para ya y casi no se paladean las cosas. En Mugumu, pese a que alguna vez nos quedamos sin poder comer por el muestreo o realización de la analítica, no había esa sensación de necesidad de inmediatez, y todo llenaba mucho más.

Salomé eres un cielo, Elisa una maquina, Pablo todo corazón y Roger un champion. Topografosman! os queremos!

hace 11 años

Pablo y demás voluntarios del primer equipo. No sé si recordáis que sólo una muestra sé quedó sin coger y decidí tomarla cuando fuéramos a ese punto a hacer el levantamiento topógráfico. Pues bien, eso ha sucedido hoy. Está mañana, al llegar a la maji office, les dije a los técnicos que formatéis que tenían que coger la muestra y analizarla ellos. Enseguido cogieron los bartulos y fuimos a terreno. Allí hicieron conficticidad, temperatura y turbidez.a la vuelta, Elisa sé hizo cargo. Hizo todos los pasos para la incubación y el análisis de amonio a la perfección. Tengo la muestra incubando y mañana el contéo. Enhorabuena chicos. Hoy mis ojos han visto la prueba de la gran labor que habeis hecho. Lila, Elisa me ha dicho que eres muy búená profesora. Vuestro paso por aquí ha provocado cambios que permanecerán. La única mujer técnico de todo el distrito ha tomado el control del laboratorio y lo hace con una perfección exquisita.

Aquí nadie os olvida.

Maji safi! Salome oé! Jejé

hace 11 años

Bravo Pablo, un placer leerte aquí.
Se me han saltado las lágrimas de la emoción. Ya por la entrevista que te hice sabía que no me ibas a fallar jejeje
Un placer, también, compartir contigo una parte de esta maravillosa experiencia: acompañaros a recoger las muestras de agua y en las clases de formación, veros sufrir bajo el sol el día de la inauguración, reirnos juntos en el jeep, jugar a fútbol con los niños, esperar horas interminables a la cena, entrevistaros bajo la atenta mirada de un centenar de niños…
Espero que esta no sea tu última colaboración en el blog (y espero que sea la primera de los voluntarios, por cierto)
1 abrazo muy grande y a seguir así.

hace 11 años

Me ha gustado mucho lo que has escrito. Yo estuve el año pasado grabando y sentí muchas de las cosas que escribes. De vez en cuando es bueno recordar esos momentos y esos luigares…
Abrir un grifo y tener agua que más se puede pedir?

Un saludo,
Mawio.

Inicia sesión

Para guardar tus lecturas y seguir en otro momento, necesitamos saber quién eres

¿Has olvidado tu contraseña?

¿Aún no estás registrado?

También puedes entrar a través de:

Regístrate

Introduce tu correo electrónico y te enviaremos un email para activar tu perfil.

También puedes entrar a través de:

¿Has olvidado tu contraseña?

Introduce la dirección de correo electrónico con la que te registraste para recuperarla.

¿Has olvidado tu contraseña?

Tu contraseña ha sido cambiada.

Aviso

No se ha podido cambiar su contraseña de acceso.

¿Has olvidado tu contraseña?

Revisa tu correo electrónico para obtener el enlace de confirmación.

Aviso

No hay ningún usuario registrado con esa dirección de correo electrónico.

Aviso

Este usuario no tiene permitido el restablecimiento de su contraseña.

Regístrate

Tienes un email

Haz clic en el enlace adjunto para empezar a disfrutar de todas las ventajas de estar registrado.

Aviso

Ya estabas registrado con este correo electrónico

Aviso

Lo sentimos, pero hemos tenido un problema al completar tu registro. Por favor, inténtalo de nuevo.

Aviso

Lo sentimos, pero ese código de validación ya se ha usado en el registro de una cuenta de usuario.

Completa tu registro

¿Qué te interesa?

Selecciona los temas que te interesan y te enviaremos el contenido relacionado.

¿Con qué periodicidad quieres recibirlo?

Newsletter