Infraestructura aeroportuaria

Un “hub” para conectar personas

20 de mayo de 2013

Día a día, miles de vuelos comerciales ocupan el espacio aéreo mundial con el propósito de conectar personas sin importar las distancias. La multiplicación de estas rutas es sinónimo de prosperidad, riqueza y bienestar, pero también supone un reto operativo importante. Los aeropuertos nodales, más conocidos como “hubs”, ayudan a descongestionar el mapa de la aviación internacional, sirviendo como punto de enlace que alivia estos procesos.

Un ejemplo de “hub” es el Aeropuerto de Heathrow, que ocupa un espacio central a nivel global debido a la elevada gestión de interconexiones aéreas que posibilita día tras día. Mediante la habilitación y el desarrollo de aeropuertos nodales se multiplica el número de destinos a disposición de los pasajeros. Hablamos, por lo tanto, de centros de conexión que nos llevan a otros destinos y habilitan nuevos destinos aéreos, nuevas oportunidades de negocio, nuevas rutas turísticas, etc.

Precisamente porque un “hub” reúne a numerosos pasajeros llegados de diferentes destinos, las aerolíneas pueden poner a su disposición un mayor número de rutas comerciales. De este modo, las conexiones más exigentes pueden desarrollarse de forma más frecuente, eficiente y rentable. El siguiente vídeo, disponible en inglés, lo explica de manera animada:

Durante los Juegos de Londres 2012, el Aeropuerto de Heathrow añadió una nueva línea de trabajo a su faceta habitual de “hub”: conectar a los atletas y oficiales olímpicos y paralímpicos. Heathrow sirvió como enganche para sus vuelos y conexiones de entrada y salida en Reino Unido. De acuerdo con la vocación innovadora de Heathrow, este reto merecía un tratamiento especial. Por esta razón se levantó una terminal olímpica provisional, cuya construcción puede apreciarse en el siguiente time-lapse.

Este tipo de iniciativas demuestra el constante proceso de adaptación de una infraestructura que no para de superarse a sí misma. Esa es la esencia de la vocación operativa del “hub” londinense: seguir siendo una infraestructura que conecta necesidades y permite que miles de pasajeros de todo el mundo puedan desarrollar mejor sus retos personales y profesionales.

Todavía no hay comentarios