Publicada el 26 de Febrero de 2014

Ofrecer servicios urbanos de calidad a menor coste es el reto que tienen las ciudades de hoy en día en un cuadro social, político y presupuestario de gran complejidad. Para mantener la calidad de los servicios, es necesario realizar una metodología eficiente basada en una visión realista y analítica de las necesidades de la ciudad.

A lo largo de los últimos años, el sector público se ha visto beneficiado por la experiencia, especialización y efectividad de las empresas privadas. Este desarrollo ha generado una elevada fragmentación de los contratos de servicios públicos. En España, por ejemplo, más de 1.000 contratistas prestan servicios en las 20 mayores ciudades españolas, situación que crea ineficiencias impidiendo el aprovechamiento de las economías de escala.

Estudios realizados por Ferrovial Servicios muestran una mejora de la eficiencia del 20% cuando la integración de estos servicios en contratos se realizan a largo plazo y va acompañado de una potente inversión en tecnologías Smart y de última generación. Es decir, trabajar en un escenario más práctico basado en la reducción de los costes y de la inversión en tecnología aumenta la eficiencia en la prestación de los servicios y mejora la calidad de vida de los ciudadanos. El nuevo modelo de gestión de la ciudad debe promover un compromiso y colaboración entre los ayuntamientos y las empresas privadas para mejorar la gestión de servicios públicos.

ALIANZAS ENTRE EL SECTOR PÚBLICO Y EL ÁMBITO PRIVADO

La Colaboración Público Privada (CPP) a largo plazo es clave para desarrollar este nuevo modelo de gestión, pues permite:

  • Una gestión más eficiente. Los modelos CPP con una perspectiva a largo plazo permiten la aplicación de nuevas tecnologías así como la posibilidad de retribuciones orientadas a la calidad de los servicios. Hoy en día, los incentivos por la introducción de tecnología e innovación están muy limitados en el proceso de licitación.
  • Importantes mejoras (upgrading) de la infraestructura física de la ciudad. Este modelo de gestión permite inversiones que de otra manera serían imposibles o muy difíciles de efectuar, y lo permite a una velocidad mucho más alta que en los modelos tradicionales de contratación. La mejora del estado de los activos se lleva a cabo durante los primeros años de contrato, facilitando el mantenimiento y abaratando los costes operativos.
  • Estructuras financieras más flexibles. La actual coyuntura económica exige nuevas formas de financiación debido a las reducciones de presupuesto de los ayuntamientos. Esto puede hacerse posible gracias a la capacidad financiera de empresas privadas que permitan a los Ayuntamientos reducir sus gastos  y costes de estructura que son soportados por las instituciones públicas.

Las insuficiencias financieras sufridas por las administraciones y el peligro de aumentar el nivel de endeudamiento del sector público encuentran solución con el modelo CPP. Este modelo permite posponer el coste de la inversión para la administración, generar mayor compromiso social por parte de las empresas y favorecer cierto movimiento en la actividad económica y en el mercado gracias a la colaboración entre diferentes actores. En este sentido, modelos de colaboración publico privada como el BOT (Build-Operate-Transfer) permiten generar eficiencias al integrar el diseño y la construcción de infraestructura pública con la financiación, la operación y el mantenimiento de la misma.

Sin embargo, este tipo de contratos todavía son escasos en España. Las empresas y administraciones empiezan a coordinarse para colaborar como socios en este tipo de concesiones, pero falta uniformidad y estandarización en los diferentes concursos, así como instrumentos de evaluación independientes y objetivos. Actualmente se está avanzando en aspectos concretos gracias a la ayuda de la Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI) y de la Federación Española de Municipios (FEM), por ejemplo, pero se necesita de una mayor colaboración y compromiso entre la administración y las empresas privadas.

UN MODELO GLOBAL

En el mundo anglosajón este tipo de colaboraciones están mucho más desarrolladas gracias a una metodología y estandarización de los procesos que les permite agilizar la implementación del modelo CPP. En nuestra compañía, a través de la experiencia global que atesora Ferrovial Servicios, basamos nuestro modelo de colaboración público privada en tres pilares que permiten aumentar las eficiencias en la gestión con el consiguiente beneficio para la administración y el ciudadano. En este sentido, los servicios prestados en las ciudades pueden ser más eficientes gracias a:

  • La introducción de la tecnología y la innovación. Mediante la incorporación de avances tecnológicos y el desarrollo de una plataforma de gestión integral que mejoren la toma de decisiones y donde la innovación sea sinónimo de diferenciación. Las nuevas tendencias como el BIG DATA, por ejemplo, ayudan a aprovechar mejor los recursos de la ciudad y facilitan la evolución hacia la gestión y el análisis inteligente de la ciudad de hoy y del futuro
  • La eficiencia operativa y la excelencia en la prestación de servicios mediante la medición por resultados. Esto permite anticiparse a las necesidades y la gestión integrada para generar sinergias y economías de escala con las que obtener ahorros.
  • La participación ciudadana. Gracias a la tecnología, los ciudadanos interactúan en tiempo real, y se convierten en una fuente de información más dentro del ecosistema de la ciudad. Además, el hecho de poder primar la participación ciudadana permite que su opinión y necesidades influyan en el resultado final de la prestación de los servicios.

TRES EJEMPLOS

Siguienda las líneas explicadas en párrafos anteriores, nuestra compañía ha desarrollado diferentes casos de éxito de la mano de la Administración Pública. Cabe destacar el caso del contrato de Birmingham, con una clara visión a largo plazo para la administración bajo un concepto Smart:

– El contrato tiene una duración de 25 años y un valor de más de 2.700 millones de libras.
– Durante los 5 primeros años se van a invertir en la ciudad más de 350 millones de libras para renovar las infraestructuras físicas.
– Los once servicios que se gestionan en la ciudad incluyen, ente otros, el mantenimiento invernal y del alumbrado y vía públicos, así como el control de tráfico.
– Se ha conseguido mejorar la eficiencia en torno a un 20% y reducciones de un 78% de las emisiones de CO2 en alumbrado público.
– La empresa ha creado 300 nuevos puestos de trabajo fijos.

Otro ejemplo en Reino Unido muy similar al de Birmingham es el contrato de Sheffield, de una duración de 25 años y un valor de unos 1.600 millones de libras. En este caso, la inversión inicial es de 195 millones de libras, que se calcula que generará unos ahorros energéticos del 80%. Además, este contrato permitirá la creación de más de 170 nuevos empleos para la ciudad. En España, un ejemplo digno de mención es el acuerdo de colaboración público privada en Murcia, fijado a veinte años e integrado por servicios como la limpieza viaria, la recogida de residuos urbanos y el tratamiento de los mismos.  Esta colaboración a largo plazo ha permitido una mayor inversión en la mecanización de los servicios, lo que permite la prestación de un servicio más eficiente, así como la introducción de mecanismos modernizados, como  es el caso de los contenedores soterrados.

Sólo en estos tres contratos, Ferrovial Servicios invertirá más de 1.000 millones de euros en los próximos años, y esto sólo es posible gracias la colaboración a largo plazo con la administración. También en el sector infraestructuras, Ferrovial tiene amplia experiencia en los contratos de construcción y operaciones de autopistas a través de un modelo CPP. Cabe destacar el contrato de la ETR 407 de Toronto, Canadá con una duración de contrato de 99 años. También podemos citar el caso de la Indiana Toll Road y la SH 130 de Texas, ambas en Estados Unidos.

A través de estos acuerdos, apostamos por fortalecer el modelo de colaboración público privada como un eje conductor de la actividad, donde la empresa privada colabora con la administración, convirtiéndose el “contratista” en un verdadero socio para la ciudad que contribuye en su hoja de ruta.

Escrito por Rafael Fernández el 26 de Febrero de 2014 con las etiquetas: alianzas público privadas ciudades Ciudades Inteligentes eficiencia energética energía innovación smart cities

Aún no hay comentarios publicados.

Inicia sesión

Para guardar tus lecturas y seguir en otro momento, necesitamos saber quién eres

¿Has olvidado tu contraseña?

¿Aún no estás registrado?

También puedes entrar a través de:

Regístrate

Introduce tu correo electrónico y te enviaremos un email para activar tu perfil.

También puedes entrar a través de:

¿Has olvidado tu contraseña?

Introduce la dirección de correo electrónico con la que te registraste para recuperarla.

¿Has olvidado tu contraseña?

Tu contraseña ha sido cambiada.

Aviso

No se ha podido cambiar su contraseña de acceso.

¿Has olvidado tu contraseña?

Revisa tu correo electrónico para obtener el enlace de confirmación.

Aviso

No hay ningún usuario registrado con esa dirección de correo electrónico.

Aviso

Este usuario no tiene permitido el restablecimiento de su contraseña.

Regístrate

Tienes un email

Haz clic en el enlace adjunto para empezar a disfrutar de todas las ventajas de estar registrado.

Aviso

Ya estabas registrado con este correo electrónico

Aviso

Lo sentimos, pero hemos tenido un problema al completar tu registro. Por favor, inténtalo de nuevo.

Aviso

Lo sentimos, pero ese código de validación ya se ha usado en el registro de una cuenta de usuario.

Completa tu registro

¿Qué te interesa?

Selecciona los temas que te interesan y te enviaremos el contenido relacionado.

¿Con qué periodicidad quieres recibirlo?

Newsletter