Diseño e ingeniería

Seguridad a 15 grados bajo cero

01 de julio de 2014

Cualquiera que pase un invierno en Canadá deducirá rápidamente por qué el hockey sobre hielo es el deporte nacional del país. En este sentido, el pasado invierno ha sido especialmente duro en el área metropolitana de Toronto. Esto ha supuesto todo un reto para el equipo gestor de la Autopista 407 ETR, ya que el área por el que discurre esta carretera ha alcanzado de forma sistemática temperaturas medias inferiores a los 15º C bajo cero.

Desde el equipo gestor de esta infraestructura nos hemos esforzado por garantizar los máximos niveles de seguridad, disponibilidad y fiabilidad, pese a las adversas condiciones. El reto no es fácil, ya que el área metropolitana de Toronto por la que discurren los 108 kilómetros de la autopista es una zona de inviernos extremadamente fríos. Las grandes nevadas, en muchas ocasiones en forma de ventisca, suponen un auténtico desafío para la seguridad a la hora de conducir.

La responsabilidad del mantenimiento recae sobre el Departamento de Operaciones. Las decisiones que toma el equipo no sólo están orientadas a responder a cualquier incidencia que pueda surgir, sino a anticiparse a ellas. Durante todo el año, desde el centro de control, se monitoriza la autopista 24 horas al día, las estaciones meteorológicas y de GPS detectan cualquier cambio en la climatología y varias patrullas recorren la autopista constantemente. En invierno, la actividad del departamento se intensifica con el fin de responder a las exigencias del Ministerio de Transporte de Ontario sobre vialidad invernal, mantener la seguridad de la autopista y minimizar cualquier riesgo que puedan generarse por la nieve y el hielo.

Un modelo de gestión invernal

Para alcanzar estas metas, hemos desarrollado un modelo de gestión invernal mediante el que contratamos al personal para llevar a cabo las operaciones y a un proveedor que proporciona el equipamiento (máquinas quitanieves y esparcidoras de sal). La propia autopista dirige el proceso y aporta la sal y el material de deshielo.

Nuestro compromiso es tal que los operarios residen en el área de la autopista durante el invierno. La clave para cumplir con los objetivos del servicio es la planificación anticipada y el personal que implementa esos planes. Cuando nieva, todo nuestro equipo está a pie del cañón. Sin duda, es una suerte contar con una plantilla y unos proveedores tan comprometidos, que no se detienen ante nada para realizar su trabajo.

Este esfuerzo ha sido destacado recientemente por el Conference Board de Canadá. Este centro de investigación se dedica a analizar tendencias económicas y políticas públicas. Pues bien, un informe reciente dedicado a esta cuestión ha confirmado que los usuarios de la 407 ETR ahorran tiempo y dinero apostando por nuestra infraestructura. Este reconocimiento a nuestra gestión nos anima a seguir desarrollando nuestros procesos, incluso ante las dificultades climatológicas.

Todavía no hay comentarios