Control

El silencioso engranaje de la seguridad aeroportuaria

04 de septiembre de 2014

La seguridad en un aeropuerto va más allá de cruzar un escáner descalzo. El conjunto de profesionales que garantizan una experiencia segura y sin sobresaltos en Heathrow es mucho más diverso.

seguridad-heathrow-240x75

Ser bombero plantea más retos que la extinción de incendios. No sólo hay que velar por la seguridad de edificios, también de los trenes y de una extensa área de aparcamiento. Tanto es así, que un día puedes estar ocupándote de un niño con el brazo atrapado en una máquina expendedora y al siguiente de sacar a alguien de un coche siniestrado. Lo que queda claro es que hay que estar preparado para cualquier situación.

A la infinidad de circunstancias a las que se enfrentan los bomberos del Aeropuerto, se añade la necesidad de llevar a cabo su labor en tiempos milimétricamente cronometrados, lo que exige una precisión y capacidad resolutiva sólo al alcance de profesionales con un triple don: conocimiento, experiencia y pasión por los desafíos.

La seguridad de todos es uno de los valores centrales e irrenunciables de Heathrow: un requisito ‘sine qua non’ para el que resulta indispensable la aportación de los técnicos de ingeniería del Aeropuerto. Su exhaustivo control sobre la iluminación, la instalación eléctrica o los sistemas de suministro de agua y aire garantiza no sólo la seguridad de los pasajeros, sino la del propio equipo del Aeropuerto.

Por su parte, la complejidad del trabajo aeroportuario de los ingenieros puede ejemplificarse en la puesta en marcha del sistema de alarma de incendios, entre otras cosas. Cuando se dispara una alarma de incendios, se activan una serie de procesos automatizados: desde la puesta en marcha de los ventiladores para la extracción de humo, al transporte de los pasajeros en ascensores a las plantas seguras. Cada noche hay que comprobar las diferentes áreas y mecanismos para garantizar que este complejo engranaje funciona correctamente.

Podría pensarse que esta labor metódica, casi repetitiva, no tiene el mismo aliciente que la de otros actores que participan en la seguridad del Aeropuerto, pero, los trabajos más satisfactorios son aquéllos en los que, a partir de una investigación, se identifica una solución o una vía de mejora. Saber que has contribuido a que mejorar la eficiencia de algo y tener el privilegio de ver cómo se pone en práctica la solución que has aportado es una gran recompensa.

Todavía no hay comentarios