Personas y equipo

Primeros auxilios: qué hacer cuando tienes una herida, una hemorragia, una quemadura o intoxicación

19 de noviembre de 2015

Pocas veces te lo planteas, pero es en aquellos momentos en que te haces una herida o una quemadura cuando deseas haber hecho un cursillo de primeros auxilios. Porque es importante y necesario estar preparado para ocasiones inesperadas, repasamos las reglas de aquello que tenemos o no que hacer según qué circunstancias. La semana pasada en las oficinas de Ferrovial hicimos talleres de primeros auxilios y tras el éxito rotundo, queremos compartir con vosotros algunas lecciones vitales.

Lecciones de primeros auxilios, ¿qué hacer cuando…?

Cuando te has hecho una herida

  • Antes de tocar nada, lávate las manos.
  • Después, procede a limpiar la herida con un chorro de suero fisiológico o con agua y jabón. No uses alcohol porque es un fijador de microorganismos. En todo caso agua oxigenada si la hemorragia es muy severa.
  • Limpia desde el interior hacia afuera.
  • Si tienes un objeto clavado, no lo quites, continúa con la limpieza.
  • Cúbrelo con un apósito, es decir, una tirita que se expande. No utilices algodón

Cuando tienes una hemorragia

  • Primero identifica si es de una hemorragia venosa o una arterial. ¿Cuál es la diferencia? La arteria es la que tocas para notar el pulso y en caso de hemorragia sale a impulsos coincidiendo con los latidos del corazón. Ésta es más peligrosa que la venosa porque tarda más tiempo en coagular. En el caso de la venosa se llama hemorragia en sábana porque aparece la sangre del tirón, y al presionar, tardará unos pocos minutos en coagular.
  • Presiona con fuerza y usa los dedos como taponamiento, a ser posible con guantes.
  • No levantes el apósito ya que dejarás de presionar.
  • En el caso de una hemorragia nasal, tapona presionando con el dedo y evita poner papel, pañuelos o algodón.
  • El torniquete es preferible no hacerlo. Pero en casos más extremos, como estando de aventura en la montaña, hazlo cada 8 minutos.

Cuando tengas una quemaduras

  • Pon la zona bajo agua fría entre 10 y 15 minutos.
  • No te apliques ni pomadas ni remedios caseros. Tampoco utilices algodón ni gasa.
  • No rompas la ampolla porque hidratada y protege.
  • Si la quemadura es muy grave nunca des agua ni líquidos.
  • En caso de quemaduras por electricidad, elimina la corriente eléctrica de casa o del espacio donde estés.

Cuando tengas una intoxicación

  • Primero, sé precavido y evita la intoxicación, mantén bajo llave: productos de limpieza, insecticidas, pinturas, pegamentos, gases, medicamentos,…
  • Puedes llamar al teléfono 24 horas del Instituto Nacional de Toxicología: 915620420.
  • No debes provocar el vómito ni tampoco dar comida, bebida o medicamentos.

Cuando te mareas o sientes vértigo

Antes de todo qué diferencia hay entre el mareo y el vértigo. En el primero te desmayas, sientes que te vas a caer, en el segundo sientes inestabilidad, es decir, pierdes el equilibrio.

  • Importante tumbar a la persona al suelo y levantarle las piernas.
  • No des de beber.

Cuando sientes que se te ha metido algún cuerpo extraño en el ojo, nariz u oídos

  • En el caso del ojo, lávalo con suero fisiológico y si no es suficiente, tápalo y ve al hospital.
  • Tanto en la nariz como en el oído, lávalo con suero fisiológico o agua corriente y ve al hospital para eliminar el cuerpo extraño.

En resumen, muchas de las prácticas que habitualmente hacemos es mejor evitarlas como: dejar de echarle alcohol y poner un algodón en las heridas o en las quemaduras poner una crema y cubrir la zona. A partir de ahora, antes de tocar nada, lávate las manos, ten en casa suero fisiológico y en cualquier caso, si la cosa no va a mejor, ve al médico o llama a urgencias.

Si quieres estar preparado para cualquier situación, estate atento y no te pierdas las maniobras que debes hacer en caso de atragantamiento y parada respiratoria. Próximamente.

Todavía no hay comentarios