Publicada el 24 de Diciembre de 2015

Con un preciso zumbido a las 6:04 am, su pulsera decide que Antonio ha dormido suficiente ya por hoy y de acuerdo a su patrón de sueño, le empuja a su cita matutina con las calles somnolientas de la gran ciudad. Con sigilo, echa un vistazo al collar de su rechoncho gato, que ahora mismo emula a un lirón en plena hibernación, para leer el sensor que mide entre otros su respiración, ritmo cardíaco y calorías consumidas. La lectura le recuerda que anote una tarea en su smartwatch para llevarle al veterinario antes de fin de mes. Aunque Antonio parece ya recuperado de su última lesión en el bíceps femoral, hace unos prudentes estiramientos matutinos mientras se ajusta su nuevo pantalón elástico que monitoriza el esfuerzo muscular. Esta prenda y sus nuevas plantillas inteligentes con sensores de presión le ayudarán a medir la carga de la sesión y controlar más allá de sus buenas sensaciones para evitar parones indeseados.

Un frío notable le da la bienvenida al salir a la calle pero repasar mentalmente su agenda del día y trotar los primeros minutos a ritmo de Queen le hacen entrar rápidamente en calor físico y mental. La música ha empezado a sonar automáticamente en sus auriculares en cuanto ha llegado al punto de partida habitual, momento en que ha iniciado en su reloj el registro de la ruta y ordenado a sus gafas que enviaran una foto del momento a su amigo Artemio. Desde el otro lado del atlántico, su amigo sonreirá al recibir la instantánea de su colega de retos deportivos.

La calle avanza majestuosa al ritmo de sus zancadas y sólo un kioskero, algún que otro repartidor matutino y unos cuantos locos por el running se cruzan en su camino con fugaces saludos y miradas cómplices de aprobación. Hoy le parece mentira que hace tan sólo un año no quisiera ni oír hablar de carreras en pantalón corto y menos aún a horas tan intempestivas. Por suerte, además de algunos gadgets, decidió ponerse las pilas para engranar otra marcha en su vida.

Este ha sido un gran año para Antonio, además de cuidarse y disfrutar más cada amanecer, participa en el trabajo de nuevos proyectos de innovación en el servicio al cliente que le han permitido aunar algunas de sus grandes pasiones, la tecnología, aprender cosas nuevas y resolver retos de forma creativa y colectiva, codo a codo con personas muy distintas a él. El 2016 pinta aún mejor, además de preparar un maratón con el que pondrá a prueba sus capacidades Antonio está decidido a poner todo su foco y motivación al servicio de aquel proyecto sobre tecnología wearable aplicada a las operaciones, que resonaba a futuro desde que su jefe le habló de él por primera vez hace pocas semanas.

“10 kilómetros a un ritmo de 5:05” la locución suena clara en los auriculares y toma protagonismo a la banda sonora del video clip de sus sueños. Soñar despierto es uno de los ejercicios que Antonio se permite cada mañana equipado con la tecnología para llevar que usa desde hace un tiempo como extensión de su cuerpo y mente. Satisfacer su curiosidad y avidez por la tecnología, sacar tiempo al tiempo y mejorar su calidad de vida bien valen la inversión que desde hace unos meses hacía en sí mismo.

Un nuevo zumbido en la pulsera le avisa ahora que la zona a su paso tendrá mañana acceso restringido. La nueva app del ayuntamiento es una de las novedades que Antonio se apresuró a probar para sacar partido de los nuevos servicios de interacción con su ciudad.
El jueves 24, último día antes del paréntesis navideño le espera ya desafiante al volver a casa, ducha rápida, desayuno energético casi en ruta y mucho por rematar y dejar en orden para la vuelta, ya sabéis, el fin del mundo habitual de cada año.

Desde hace 6 años Antonio trabaja en el equipo de Innovación de Ferrovial, donde explora, desarrolla y evalúa diversas tecnologías para facilitar los procesos de trabajo de la compañía. Todos los días coge el metro para ir hasta allí, haciendo el largo transbordo en Núñez de Balboa y encontrándose las mismas caras cada mañana. Saluda a Matilde en la recepción y sube hasta la tercera planta por las escaleras. Hoy se reúne con su equipo para revisar la evolución de un proyecto que le fascina, bautizado Light for GLASS. Para optimizar el tiempo de los operarios de mantenimiento, desarrollaron una App que instalada en un dispositivo wearable Google Glass permite al operario realizar de forma más fácil y rápida las labores de mantenimiento correctivo, preventivo, inventariado de elementos y reporte de incidencias, en el contrato de alumbrado de Torrejón de Ardoz. El proyecto evoluciona favorablemente y ayuda a cumplir los objetivos: facilitar el trabajo y llevar el servicio a nueva dimensión.

Acaban las reuniones, la jornada laboral ha pasado volando a ritmo de 1.500 entre llamadas, correos y acuerdos para emplazar próximos pasos, ya en el nuevo año. Entre sonrisas y buenos deseos entre colegas, Antonio llega a la meta, el final de la jornada y sale directo a una floristería cercana que su smartwatch le ha sugerido para comprar con descuento de última hora flores para su madre. La tradicional cena junto a ella y sus hermanos marca el principio del fin de la temporada.

Doña Pilar les recibirá como siempre con aquella mirada azul, entre orgullosa y picarona, emplazándoles a que dejen sus móviles y todos sus cacharritos en el recibidor como única condición para ganarse el derecho a disfrutar de su ya mítico caldo de navidad. Toca ahora conectar con la familia y cambiar sensores por sensibilidad. Antes de estrenar nuevos retos y nuevo año hay que parar en boxes y celebrar con los nuestros el que cerramos, estar totalmente presentes y dejarnos llevar. La vida pasa demasiado deprisa para perdernos los momentos que ninguna tecnología, al menos de momento, nos podrá devolver.

Escrito por Joan Clotet Sule el 24 de Diciembre de 2015 con las etiquetas: Google glass innovación proyectos wearables

Ya hay 1 comentario

Súmate a la conversación

hace 4 años

Un excelente ejemplo de lo que «estaba por llegar» y que finalmente ya tenemos en mayor o menor medida en nuestras casas, con las mejoras en la duración de las baterías y sobre todo en la aparición de utilidades, fruto de una cada vez mayor base de usuarios y de sus demandas, probablemente sea el siguiente boom, aunque mientras sea necesario contar con un Smartphone para poder manejar muchas de las funciones de estos dispositivos estos últimos seguirán siendo el fin y los weareables solo el medio.

Inicia sesión

Para guardar tus lecturas y seguir en otro momento, necesitamos saber quién eres

¿Has olvidado tu contraseña?

¿Aún no estás registrado?

También puedes entrar a través de:

Regístrate

Introduce tu correo electrónico y te enviaremos un email para activar tu perfil.

También puedes entrar a través de:

¿Has olvidado tu contraseña?

Introduce la dirección de correo electrónico con la que te registraste para recuperarla.

¿Has olvidado tu contraseña?

Tu contraseña ha sido cambiada.

Aviso

No se ha podido cambiar su contraseña de acceso.

¿Has olvidado tu contraseña?

Revisa tu correo electrónico para obtener el enlace de confirmación.

Aviso

No hay ningún usuario registrado con esa dirección de correo electrónico.

Aviso

Este usuario no tiene permitido el restablecimiento de su contraseña.

Regístrate

Tienes un email

Haz clic en el enlace adjunto para empezar a disfrutar de todas las ventajas de estar registrado.

Aviso

Ya estabas registrado con este correo electrónico

Aviso

Lo sentimos, pero hemos tenido un problema al completar tu registro. Por favor, inténtalo de nuevo.

Aviso

Lo sentimos, pero ese código de validación ya se ha usado en el registro de una cuenta de usuario.

Completa tu registro

¿Qué te interesa?

Selecciona los temas que te interesan y te enviaremos el contenido relacionado.

¿Con qué periodicidad quieres recibirlo?

Newsletter