Publicada el 14 de junio de 2016

Según el Boston Consulting Group, la innovación es la prioridad número uno para el 72% de las empresas. Si nos basamos en las predicciones de Ernst & Young, de aquí a cinco años el 50% de los ingresos de las empresas vendrá de fuentes que hoy aún no existen. Y por todo ello, las empresas necesitan soluciones innovadoras para satisfacer estas futuras demandas, además de para garantizar una experiencia positiva para los clientes.

Pero la innovación puede resultar compleja, y muchas empresas esperan que, con las personas adecuadas, la innovación “sucederá” sin más. Pero no es así, y el número de estudios que identifican los factores más pertinentes para aquellas empresas que quieren innovar va en aumento.

No basta con comprar pufs y plantas para crear una cultura de la innovación. Lo primero, lo primordial, es entender qué es realmente la cultura de innovación. Ya hay muchas investigaciones sobre este tema, y la mayoría apuntan a que esta cultura abarca numerosos elementos diferenciados: las empresas que fomentan estos elementos tienen mayores probabilidades de lograr la innovación.

¿Cómo crear cultura de la innovación en tu empresa? ¡Sigue los pasos!

 

  • Una cultura de innovación implica asumir riesgos

El temor a lo desconocido es uno de los principales motivos por los que las empresas no se entregan de lleno a la innovación. No es posible crear algo nuevo sin un elemento de lo desconocido y de incertidumbre, es decir, sin riesgo. Es necesario que el equipo sepa que la organización acepta este riesgo intrínseco, y que la organización a su vez analice los distintos tipos de riesgos a los que se enfrenta la empresa, para poder identificar cuáles son más fáciles de evitar.

  • Una cultura de innovación implica dar las gracias

¿Tu responsable te reconoce el esfuerzo por innovar, o reconoce sus nuevas ideas? ¿Se premia la innovación? Para generar esa cultura de innovación, es necesario proporcionar feedback positivo cuando las personas actúan de la manera esperada. Los directivos que simplemente dicen aquello de que “no tenemos tiempo para estudiar nuevas formas de hacer las cosas” acaban con la innovación.

  • Una cultura de innovación implica crear confianza en el equipo

En tu equipo, ¿confían los unos en los otros? La innovación comienza con una idea (o muchas ideas), y luego necesita de otras personas para refinar y desarrollar esa idea. Y aquí es cuando la cultura del equipo es fundamental, pues los integrantes del mismo tienen que sentirse cómodos compartiendo ideas.

  • Una cultura de la innovación implica dar el control a las personas

Por lo general, las personas se sienten mejor cuando tienen un cierto control sobre el trabajo que realizan y cómo lo realizan. Los empleados con un mayor control sobre su trabajo son más innovadores, están más satisfechos y tienen un mejor desempeño. Procura dar libertad siempre que puedas. ¿Por qué no dejar que los empleados trabajen de 10 a 6 si les viene mejor?

  • Una cultura de innovación implica tener objetivos claros

Las personas y los equipos tendrán más posibilidades de pensar de forma distinta si saben para qué trabajan. Esto no significa dar instrucciones pormenorizadas, sino asegurarse de que las personas conocen los objetivos hacia los que trabajan, y dejarles hacer (ver el número 4).

  • Una cultura de innovación implica proporcionar recursos

Puede parecer evidente, pero las personas necesitan recursos para innovar. Esto no significa necesariamente mucho dinero: no hay más que ver el auge que tiene la innovación austera. Hay organizaciones como 3M, por ejemplo, que permiten que sus empleados dediquen el 15% de su horario de trabajo a proyectos personales. El hecho de otorgar a los empleados tiempo (y/o dinero) para la innovación crea un clima de apoyo a la innovación.

  • Una cultura de innovación implica tener procesos formales

¿Te gustaría mejorar el rendimiento de tu negocio o la experiencia de tus clientes? Suponiendo que la respuesta es sí, ¿sabes a dónde acudir si tienes una idea? ¿Y después? La innovación prefiere un poco de estructura. Aunque pueda parecer un contrasentido, es lógico, pues el proceso de innovación puede ser largo y complejo e involucrar a muchas personas. Lo importante es asegurarse de que no se ponen trabas a la hora de generar ideas.

  • Una cultura de innovación implica colaboración entre equipos

La colaboración entre equipos aporta una mayor diversidad, y por tanto ideas más variadas y posiblemente mejores. Muchas veces no es preciso ser un experto en algo para pensar en cómo puede hacerse mejor o de manera diferente; de hecho, es posible que así nos veamos menos condicionados por lo que se supone práctico o viable, y con un poco de trabajo esas ideas “poco prácticas” podrían pasar a ser completamente factibles. ¿Qué tal si juntamos a dos equipos en una sesión de brainstorming?

  • Una cultura de innovación implica la utilización de expertos externos

A medida que cambian las expectativas de los clientes y la tecnología se vuelve más compleja, es probable que las empresas tengan que trabajar con diferentes expertos para desarrollar nuevos productos o servicios. Y es probable que la pericia necesaria no se encuentre en la empresa – ¿por qué iba a estarlo? Cuenta con expertos externos cuando sea necesario: ábrate a la innovación, descartando la mentalidad del “no se ha inventado aquí”. Piense en tus clientes, proveedores y otras organizaciones como posibles colaboradores

  • Una cultura de innovación implica conocer a las personas de la empresa

La colaboración es todo un mundo, y puede resultar difícil llevar a cabo proyectos con colaboradores diversos tanto de dentro como de fuera de la organización. Empiece por lo básico. Mantenga reuniones informales para que las personas de distintos equipos puedan hablar entre sí. Las investigaciones han demostrado que el mero hecho de conocer a personas de distintas partes de una organización redunda en mayor creatividad e innovación. La diversidad de personalidades, habilidades y conocimientos es la clave para crear una cultura de innovación.

Escrito por Anna Walker el 14 de junio de 2016 con las etiquetas: consejos Cultura innovación innovation Tendencias trends

Aún no hay comentarios publicados.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para posibilitar, personalizar y analizar la navegación, mejorando la calidad de los servicios. Si continua navegando, acepta su uso conforme a nuestra política de cookies. Puede cambiar sus preferencias en su navegador.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia sesión

Para guardar tus lecturas y seguir en otro momento, necesitamos saber quién eres

¿Has olvidado tu contraseña?

¿Aún no estás registrado?

También puedes entrar a través de:

Regístrate

Introduce tu correo electrónico y te enviaremos un email para activar tu perfil.

También puedes entrar a través de:

¿Has olvidado tu contraseña?

Introduce la dirección de correo electrónico con la que te registraste para recuperarla.

¿Has olvidado tu contraseña?

Tu contraseña ha sido cambiada.

Aviso

No se ha podido cambiar su contraseña de acceso.

¿Has olvidado tu contraseña?

Revisa tu correo electrónico para obtener el enlace de confirmación.

Aviso

No hay ningún usuario registrado con esa dirección de correo electrónico.

Aviso

Este usuario no tiene permitido el restablecimiento de su contraseña.

Regístrate

Tienes un email

Haz clic en el enlace adjunto para empezar a disfrutar de todas las ventajas de estar registrado.

Aviso

Ya estabas registrado con este correo electrónico

Aviso

Lo sentimos, pero hemos tenido un problema al completar tu registro. Por favor, inténtalo de nuevo.

Aviso

Lo sentimos, pero ese código de validación ya se ha usado en el registro de una cuenta de usuario.

Completa tu registro

¿Qué te interesa?

Selecciona los temas que te interesan y te enviaremos el contenido relacionado.

¿Con qué periodicidad quieres recibirlo?

Newsletter