Publicada el 22 de Diciembre de 2016

Los vuelos de larga distancia, ya sean por negocios o por placer, pueden convertirse en una experiencia incómoda, sobre todo si no es posible permitirse el lujo de viajar en clase business. Teniendo presente esta realidad, hemos recopilado una lista de recomendaciones para que superes airoso tu próximo vuelo de larga distancia y llegues a tu destino lleno de energía.

Conoce los trucos que te harán el viaje más cómodo

Lo primero es lo primero; antes de despegar hay que planificar. Y después…

Hay que pensar estratégicamente a la hora de elegir el asiento.

Cuando sea posible, es importante planificar por adelantado y elegir un buen asiento para los vuelos de larga duración. Si quieres tener más espacio para las piernas, elige las filas de las salidas, y si te gusta poder desplazarte por el avión con mayor libertad, elige un asiento junto al pasillo.

via GIPHY

Lleva contigo un antifaz para los ojos.

Los antifaces para dormir son un gran invento para bloquear la luz del entorno y poder disfrutar de un sueño reparador durante el largo vuelo. Merece la pena gastar un poco de dinero en un antifaz de calidad que tenga cavidades cóncavas para los ojos, puesto que de esa manera los ojos no estarán bloqueados durante la fase REM del ciclo de sueño, por lo que disfrutarás de un sueño más profundo y reparador, que hará que te sientas como nuevo.

via GIPHY

Lleva ropa cómoda organizada por capas.

Reserva el vestido negro o el traje ajustado para después de aterrizar, y durante el viaje en el avión lleva ropa amplia y unos zapatos cómodos. Además, ten en cuenta que la temperatura ambiente ideal varía de persona a persona, y la temperatura de cabina variará durante el vuelo. Puede que en un momento estés sudando y en el siguiente momento tengas escalofríos, así que llevar varias capas de ropa es esencial para poder disfrutar de la mayor comodidad a pesar de las cambiantes temperaturas. Prepárate para todas las eventualidades, y no te olvides de llevar unos calcetines cómodos, para que no se te enfríen los pies.

via GIPHY

En lo relativo a la comida…

Selecciona con cuidado lo que vayas a comer.

Para no sentirte hinchado durante el viaje, elige las comidas más ligeras que te ofrezcan durante el vuelo, las que tengan menos sodio, azúcar y calorías, como el pollo o pescado, en vez de pasta. En el caso de que lleves tu propia comida, trata de evitar los alimentos procesados, con mucha azúcar y fritos así como el pan blanco, puesto que esos alimentos pueden hacer que te sientas cansado e inquieto, y esa sensación no es muy deseable durante un vuelo de larga duración. Además, antes de subir al avión, evita las bebidas carbonatadas y los alimentos flatulentos, como las cebollas, ajos, patatas, brócoli, alubias y lácteos.

via GIPHY

Lleva algo para picar

No derroches el dinero comprando aperitivos en el avión; cómpralos por adelantado y así tendrás más dinero para gastar durante el viaje. Al comprar algo para picar, elige alimentos ricos en proteínas, como las almendras, el queso y las galletas saladas o yogur. También puede ser interesante picar algo entre las comidas del vuelo, puesto que es posible que tengas que comer a horas diferentes de las habituales.

Y con respecto a la bebida…

Asegúrate de estar hidratado

El aire de la cabina suele ser muy seco, así que es fácil deshidratarse. Si no puedes introducir una botella de agua a bordo a causa de las restricciones de seguridad, lleva al menos una botella vacía en tu equipaje de mano para que la tripulación de cabina te la llene. No te olvides de beber mucha agua (lenta y repetidamente) a lo largo del vuelo, y evita los excesos con la cafeína o el alcohol. El té verde descafeinado es un buen sustitutivo del té o el café normal, como se ha indicado para evitar el inicio de la sensación de jet lag. El resto del cuerpo también puede deshidratarse durante el viaje, así que no te olvides de llevar un pequeño tubo de crema hidratante, para aplicártela cuando lo necesites, y si se te suelen secar los ojos, lleva colirio.

via GIPHY

Algo para pasar el rato…

Recarga las baterías de tus dispositivos electrónicos y lleva una fuente de alimentación de emergencia extra
Si te gusta la tecnología tanto como a nosotros, no podrás pasar todo el vuelo sin jugar con tus juegos favoritos. Asegúrate de que tu teléfono, kindle, iPad, etc., están a plena carga antes de partir, y lleva una fuente de alimentación adicional, para tener algo de energía complementaria si se agotan las baterías.

via GIPHY

Haz algo de ejercicio durante el vuelo

Estar sentado durante un periodo de tiempo prolongado puede llegar a ser incómodo y puede provocar agarrotamiento de los músculos, aunque siempre es posible evitarlo si hacemos algunos ejercicios sencillos. Esta página de Virgin Atlantic ofrece unas estupendas ideas de ejercicios que se pueden hacer a bordo del avión, con interesantes nombres como “el inquisidor” que le mantendrán en movimiento durante todo el vuelo y que minimizarán el riesgo de trombosis y otras afecciones similares, como la TPV.

¡Comparte con nosotros más consejos útiles para que las añadamos a esta lista! Envíala por tweet a @ferrovial o deja un comentario a continuación. Además, si tu vuelo pasa por un Aeropuerto Ferrovial en tu próxima aventura, comparte alguna foto de tu viaje con nosotros.

¡Comparte con nosotros más consejos  útiles para que las añadamos a esta lista! Envíala por tweet a @ferrovial o deja un comentario a continuación. Además, si tu vuelo pasa por un Aeropuerto Ferrovial en tu próxima aventura, comparte alguna foto de tu viaje con nosotros.

¿Te ha gustado este post?

Lee nuestros posts sobre Cosas que no haces cuando te vas de viaje pero que deberías y Consejos para preparar un buen botiquín de viaje del Jefe de Prevención de Riesgos Laborales de Ferrovial, Jesús Antonio González Gil.

Escrito por Bethany Ashcroft el 22 de Diciembre de 2016 con las etiquetas: aeropuertos Avión consejos Viajar Vuelos

Ya hay 1 comentario

Súmate a la conversación

hace 3 años

[…] ¿Vas a hacer un vuelo de larga distancia próximamente? ¡Cuidado! Antes de coger el avión, echa un ojo a estos consejos que te harán el vuelo más fácil.  […]

Inicia sesión

Para guardar tus lecturas y seguir en otro momento, necesitamos saber quién eres

¿Has olvidado tu contraseña?

¿Aún no estás registrado?

También puedes entrar a través de:

Regístrate

Introduce tu correo electrónico y te enviaremos un email para activar tu perfil.

También puedes entrar a través de:

¿Has olvidado tu contraseña?

Introduce la dirección de correo electrónico con la que te registraste para recuperarla.

¿Has olvidado tu contraseña?

Tu contraseña ha sido cambiada.

Aviso

No se ha podido cambiar su contraseña de acceso.

¿Has olvidado tu contraseña?

Revisa tu correo electrónico para obtener el enlace de confirmación.

Aviso

No hay ningún usuario registrado con esa dirección de correo electrónico.

Aviso

Este usuario no tiene permitido el restablecimiento de su contraseña.

Regístrate

Tienes un email

Haz clic en el enlace adjunto para empezar a disfrutar de todas las ventajas de estar registrado.

Aviso

Ya estabas registrado con este correo electrónico

Aviso

Lo sentimos, pero hemos tenido un problema al completar tu registro. Por favor, inténtalo de nuevo.

Aviso

Lo sentimos, pero ese código de validación ya se ha usado en el registro de una cuenta de usuario.

Completa tu registro

¿Qué te interesa?

Selecciona los temas que te interesan y te enviaremos el contenido relacionado.

¿Con qué periodicidad quieres recibirlo?

Newsletter