Publicada el 24 de Septiembre de 2019

“Sin datos sólo eres otra persona con una opinión” William Edwards Deming

Con la omnipresencia digital y la profusión asociada de datos, escuchamos cada vez más la expresión data-driven aplicada a organizaciones que están o quieren estar más orientadas a los datos en su gestión.

¿Es data-driven otro término de los que proliferan y se viralizan con intención comercial o hay cierto snobismo terminológico detrás? Quien lo usa ¿entiende a fondo su significado?

Las empresas orientadas por los datos disponen de herramientas y capacidades para tomar mejores decisiones basadas en evidencias pero muy especialmente fomentan una mentalidad y cultura en las personas que las conforman. Veamos entonces cómo son las organizaciones y personas data-driven y qué hacen con los datos.

Data Driven

Capturan

Cada vez disponemos de más rastro digital cuyo origen no son sólo las transacciones operacionales de los sistemas de gestión. Registrar y capturar datos es básico para el análisis pero disponer a tiempo de todos los necesarios así como que éstos sean interpretables y manejables de inmediato no es frecuente ni gratis. Las empresas data-driven no sólo capturan datos intuyendo su valor, sino que se enfocan en aquellos relacionados con preguntas relevantes y métricas clave trabajando para que éstos sean precisos, estén “limpios” (tras laboriosos procesos en muchas ocasiones), sin sesgos y quizá lo más importante: sean fiables para todos.

Acceden

Casi todas las empresas usan hojas de cálculo y evolucionan hacia herramientas más sofisticadas (SQL o Power BI como ejemplos) cuando Excel y/o las capacidades de sus equipos se quedan cortas. Los datos ganan valor si se conectan con otros datos de la empresa (o externos a ella) y es importante ser consciente de ello desde su diseño. Ser capaces de acceder a distintas fuentes sin grandes esfuerzos técnicos y democratizar ordenadamente acceso y capacidad de análisis, amplia profundidad y aumenta su valor.

Herramientas Data Driven

Consultan

Las herramientas de consulta y análisis son cada vez más accesibles y versátiles. Filtrar, agrupar y agregar para convertir datos detallados en bruto en magnitudes de más alto nivel, ayuda a nuestros cerebros a entender que está pasando. Para cualquier persona, sea cual sea su función, tener un cierto dominio (técnico y funcional) de herramientas más allá de Excel (como Power BI) es aún hoy una ventaja competitiva y el acceso a las mismas y a recursos de formación de calidad está cada vez más al alcance de todos.

Analizan

Tener muchos datos e informes no nos convierten en data-driven ni en buenos analistas. Aunque la mayoría de empresas evolucionan analíticamente a partir del reporting, éste suele centrarse en mostrarnos qué ha ocurrido aportando referencias y líneas de base. Para ser más data-driven hay que enfocarse al futuro y tratar de entender por qué cambian los números, tratando de aportar más luz con tests que cuestionen el convencimiento inconsciente. Un par de definiciones y este cuadro de Thomas Davenport, académico y autor en gestión empresarial, sintetizan estos focos.

Reporting: proceso de organización de datos para producir resúmenes de información para monitorizar la situación de diferentes áreas del negocio.

Análisis: transformación de activos de datos en insights competitivos que impulsen decisiones y acciones de negocio considerando personas, procesos y tecnología.

Análisis de datos y transformación en insights

Comparten

Los datos están con demasiada frecuencia en silos (de sistemas, funcionales o aislados en una mal entendida “propiedad”) que suelen reducir alcance, incrementar esfuerzos y plazos y en definitiva limitar su valor. Las empresas data-driven fomentan compartir datos y fuentes porque saben que el todo suele ser siempre mayor que la suma de sus partes y que la valía no siempre la tiene el que más sabe (por proximidad al dato) sino el que más conecta, cuestiona, profundiza, anticipa y decide o asesora en la decisión con eficacia.

Cultura/mentalidad

Una vez tenemos datos relevantes, limpios, fiables y éstos son accesibles, consultables, conectables y compartibles necesitamos lo más importante, necesitamos a las personas con las capacidades y mentalidad adecuada. Personas curiosas que se planteen preguntas relevantes, con espíritu crítico y la convicción de que los datos son imprescindibles para comprender, evaluar y decidir mejor influyendo en su entorno. En una empresa data-driven, las personas están empoderadas para resolver problemas sacando máximo partido de los datos. La mentalidad es de mejora constante y se cuestionan las asunciones buscando las evidencias que las soportan y considerando las métricas desde el momento cero. Las personas data-driven no necesitan ser grandes especialistas en estadística o tecnología pero tienen una actitud hacia el análisis y saben sumar capacidades en busca de la verdad.

En un mundo de rápidos cambios, foco en la ejecución y presión por resultados ¿ cómo podemos decidir qué hacer mañana sin una comprensión adecuada de la realidad hoy o sin considerar tendencias o posibles escenarios de futuro ? Los datos deben ser cada vez más la materia prima de nuestras decisiones.

Ferrovial data driven

En Ferrovial invertimos desde hace años en tecnología, procesos y personas con iniciativas técnicas, formativas y de gobierno. Algunos ejemplos son DataLAB (centro de especialistas en data science), Data & AI School (formación en datos segmentada por nivel de conocimiento y perfil), People Analytics Bootcamps (eventos abiertos para compartir conocimiento interno y externo) o Power BI (despliegue de tecnología analítica para todos) etc. Con este foco y en el camino de ser cada vez más data-driven  incrementamos nuestras capacidades y apoyamos a nuestros empleados en la mejora de sus decisiones promoviendo una cultura cada vez más consciente y activa en el valor de los datos.

Escrito por Joan Clotet Sule el 24 de Septiembre de 2019

Aún no hay comentarios publicados.

Inicia sesión

Para guardar tus lecturas y seguir en otro momento, necesitamos saber quién eres

¿Has olvidado tu contraseña?

¿Aún no estás registrado?

También puedes entrar a través de:

Regístrate

Introduce tu correo electrónico y te enviaremos un email para activar tu perfil.

También puedes entrar a través de:

¿Has olvidado tu contraseña?

Introduce la dirección de correo electrónico con la que te registraste para recuperarla.

¿Has olvidado tu contraseña?

Tu contraseña ha sido cambiada.

Aviso

No se ha podido cambiar su contraseña de acceso.

¿Has olvidado tu contraseña?

Revisa tu correo electrónico para obtener el enlace de confirmación.

Aviso

No hay ningún usuario registrado con esa dirección de correo electrónico.

Aviso

Este usuario no tiene permitido el restablecimiento de su contraseña.

Regístrate

Tienes un email

Haz clic en el enlace adjunto para empezar a disfrutar de todas las ventajas de estar registrado.

Aviso

Ya estabas registrado con este correo electrónico

Aviso

Lo sentimos, pero hemos tenido un problema al completar tu registro. Por favor, inténtalo de nuevo.

Aviso

Lo sentimos, pero ese código de validación ya se ha usado en el registro de una cuenta de usuario.

Completa tu registro

¿Qué te interesa?

Selecciona los temas que te interesan y te enviaremos el contenido relacionado.

¿Con qué periodicidad quieres recibirlo?

Newsletter