Publicada el 5 de Octubre de 2020

Hace tres meses nadie estaba seguro de que fuera a haber temporada de MLB. ¿Y los playoffs de béisbol previstos para este año 2020? Nos parecía algo casi impensable.

Afortunadamente para los seguidores del béisbol de todas partes, se encontrará una solución.

Desde los inicios de este deporte, la singularidad de sus campos de juego individuales ha contribuido a su espíritu. El primer partido de béisbol documentado se jugó en 1845 en los Campos Elíseos de Hoboken, en Nueva Jersey. Era un campo de cricket con un campo de béisbol injertado. Las dimensiones exactas del campo no eran un problema. Los espectadores tenían zonas designadas donde podían estar de pie o sentados en sus coches de caballos.

La flexibilidad permitida en las dimensiones del campo ha dado lugar a una amplia creatividad de forma y diseño de los estadios de béisbol a lo largo de los últimos 175 años. Se han derribado numerosas instalaciones de béisbol construidas con un significado arquitectónico para su época. Estos estadios de béisbol fantasma son un fiel reflejo de la evolución tanto de los métodos de construcción como de la popularidad del béisbol.

Incendios, inundaciones y derrumbamientos

En los albores del béisbol, los equipos viajaban y jugaban donde podían para promover el deporte. Se construían gradas temporales alrededor de espacios abiertos locales y después a jugar, y listo.

A medida que el béisbol se hizo más popular, también se volvió más atractivo económicamente. El propietario de una pista de hielo decidió convertirla en un estadio de béisbol durante los meses cálidos para tener ingresos durante todo el año. Hecho de madera, los espectadores se sentaban en gradas en forma de media luna que formaban parte de la pista original. El otro extremo de la pista se reconstruyó y convirtió en un gran campo cuadrado.

Partido entre el Philadelphia Athletics y el Brooklyn Resolute en Union Grounds, Brooklyn (1865) Partido entre el Philadelphia Athletics y el Brooklyn Resolute en Union Grounds, Brooklyn (1865)

De esta forma, nació el primer estadio de béisbol cerrado «permanente», el Union Grounds de Brooklyn, en 1862.

Todos los estadios de finales del siglo XIX estaban hechos de madera. El primer estadio con gradas de dos pisos fue el South End Grounds (alias el Gran Pabellón) (1888) en Boston. A medida que empezaron a construirse más estadios, también se hicieron más decorativos. Estos primeros estadios contaban con majestuosas fachadas al estilo de los castillos medievales. Abundaban las torres y torretas.

South End Grounds (c 1888) South End Grounds (c 1888)

Desafortunadamente, las instalaciones de madera a menudo sufrían incendios, inundaciones o derrumbes provocados por el peso de los aficionados. El deporte seguía ganando popularidad.

El Estadio de la Liga Nacional de Filadelfia, conocido como “Baker Bowl”, se construyó 1887. En 1894 quedó reducido a cenizas, a excepción de sus muros exteriores de ladrillo. El nuevo Baker Bowl fue el primer parque de béisbol construido con materiales que no eran principalmente madera. En su lugar, se utilizó ladrillo, acero y hormigón. Estos materiales más resistentes permitieron construir las gradas con un diseño en voladizo. La idea sugerida por el arquitecto John D. Allen y nunca antes puesta a prueba, gustó mucho a los propietarios porque mejoraba las líneas de visión de los espectadores a nivel de campo.

Baker Bowl, entrada principal (1915) Baker Bowl, entrada principal (1915), Biblioteca del Congreso, División de Impresiones y Fotografías, [número de reproducción, p. ej. LC-B2-1234]

El nuevo Baker Bowl incorporaba 15 vigas de hierro de aproximadamente 9 metros que soportaban el piso superior y el techo. Seis plataformas y explanadas actuaban como contrapeso al peso previsto en los pisos superiores. El parque reabrió sus puertas para acoger al mayor número de espectadores de béisbol hasta la fecha: 20.000.

En 1903, un balcón de madera suspendido un metro sobre un muro exterior de ladrillo se derrumbó cuando 300 aficionados se abalanzaron sobre él para ver una pelea callejera que estaba teniendo lugar abajo. A pesar de esta tragedia, la técnica de voladizo única del Baker Bowl influyó en el diseño del futuro estadio. Continuó albergando competiciones de béisbol hasta 1938 y se demolió en 1950.

El cambio de siglo supone una nueva etapa en la construcción y el diseño de estadios de béisbol

En 1909, se abrieron dos nuevos estadios en Pensilvania muy representativos de su época.

El Shibe Park (Filadelfia) y el Forbes Field (Pittsburgh) se construyeron con hormigón armado, un material de construcción que ganó popularidad a principios del siglo XX debido a su resistencia.

En lugar de torretas, el nuevo estilo decorativo era más neoclásico. La fachada del Shibe Park presentaba ventanas en arco separadas por pilastras jónicas. Frisos con temática de béisbol adornaban los muros exteriores. Ambos estadios añadieron nuevos espacios en sus instalaciones. El Shibe Park cuenta con un restaurante. El Forbes instaló un tercer piso con acceso en ascensor a «boxes de lujo».

Gran Entrada del Shibe Park, c. 1913 Gran Entrada del Shibe Park, c. 1913, Biblioteca del Congreso, División de Impresiones y Fotografías, [número de reproducción LC-USZ62-79895]

El crecimiento urbano de principios del siglo XX influyó en el diseño y la ubicación de muchos estadios de esa época. La ubicación del Shibe Park se eligió en parte debido a su proximidad al transporte público. El Forbes se construyó en un punto con tráfico intenso a lo largo del río Allegheny, donde se encontraban los dos primeros campos del actual estadio de la MLB de Pittsburgh.

Las dimensiones del terreno de juego de los estadios variaban en función de la forma y el espacio de las manzanas urbanas que los rodeaban. El campo central del Shibe tenía una profundidad de unos 157 m, mientras que el del Forbes tenía «solo» 141 m. (Hoy en día, los campos centrales de los estadios de la MLB miden de media unos 122 metros de profundidad). Los inusuales campos de varios tamaños se convirtieron en un sello distintivo de los estadios de los barrios urbanos de la época.

Forbes Field, c 1910 Forbes Field, c. 1910, División de Impresiones y Fotografías de la Biblioteca del Congreso, [número de reproducción LC-D4-15634]

El Shibe Park se demolió en 1976. El Forbes Field se demolió en 1971, pero una parte del muro izquierdo del campo sigue en pie y se ha convertido en un lugar de peregrinación anual para los aficionados.

El auge del donut de hormigón

La era de los estadios de hormigón en forma de donut casi idénticos, también llamados «estadios clónicos», comenzó en la década de 1960. Hubo una explosión de estos robustos coliseos circulares a lo largo de los años 70 y 80.

El prototipo de estos donuts de hormigón fue el primer estadio de los Yankees, construido en 1923 en el Bronx. Los planos originales incluían una grada de tres pisos que rodeaba completamente el campo. No fue así. Sin embargo, sus gradas se extendieron alrededor del campo más allá que en cualquier otro estadio anterior.

La enorme estructura de hormigón y acero se ajustaba a la forma tradicional de porción de pizza, pero era un poco más redondeada debido a los asientos adicionales y a los pasillos. La entrada principal estaba alineada con la base del bateador en el «punto» y luego se ensanchaba a medida que se extendía hacia el campo de juego. Fue el primer campo de béisbol en autodenominarse «estadio». Citando (con una ligera variación) a Crash Davis, el Estadio de los Yankees «anunció su presencia con autoridad». Se demolió en 2010.

Vista aérea del Estadio de los Yankees, c 1928
Vista aérea del Estadio de los Yankees, c 1928

El donut de hormigón original fue el Astrodome de Houston, cuyas obras finalizaron en 1965. En aquella época, contrastaba mucho con los campos de barrio al aire libre. Apodado «La octava maravilla del mundo», el Astrodome fue el primer recinto deportivo con cúpula y completamente cerrado.

Vista aérea del Astrodome Vista aérea del Astrodome, División de Impresiones y Fotografías de la Biblioteca del Congreso, [número de reproducción LC-DIG-highsm-14180

En aquel momento, su cúpula era la mayor cúpula de luz (195,68 m) jamás construida. Diseñado intencionadamente con un aire futurista, el Astrodome se asemeja al aterrizaje de una nave espacial alienígena. Es enorme, con seis niveles de asientos. La parte más alta de la cúpula mide 63,4 m de altura.

Como primer estadio con cúpula, también fue el primero con aire acondicionado, una característica muy apreciada en la húmeda Houston. Como estaba cerrado, el césped natural no se adaptaba bien, por lo que se creó el temible Astroturf. Se utilizaron diferentes variedades de césped artificial en las múltiples imitaciones del donut de hormigón que se construyeron después.

Desde 1999 no se celebra ningún partido de béisbol en el Astrodome. Debido a su innovadora arquitectura e ingeniería, está incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos de los Estados Unidos. Permanece vacío y sin usar.

En general, los donuts de hormigón destacaban por ser feos y por su falta de personalidad. La mayoría de ellos han sido demolidos. De hecho, 21 de los 30 campos de béisbol activos de la MLB se construyeron después de 1992. Esta nueva era del diseño de campos de béisbol es otra historia, con tintes modernos pero también ecos inconfundibles del pasado.

Escrito por Elisa Silverman el 5 de Octubre de 2020 con las etiquetas: Centros deportivos Diseño y construcción Materiales

Aún no hay comentarios publicados.

Inicia sesión

Para guardar tus lecturas y seguir en otro momento, necesitamos saber quién eres

¿Has olvidado tu contraseña?

¿Aún no estás registrado?

También puedes entrar a través de:

Regístrate

Introduce tu correo electrónico y te enviaremos un email para activar tu perfil.

También puedes entrar a través de:

¿Has olvidado tu contraseña?

Introduce la dirección de correo electrónico con la que te registraste para recuperarla.

¿Has olvidado tu contraseña?

Tu contraseña ha sido cambiada.

Aviso

No se ha podido cambiar su contraseña de acceso.

¿Has olvidado tu contraseña?

Revisa tu correo electrónico para obtener el enlace de confirmación.

Aviso

No hay ningún usuario registrado con esa dirección de correo electrónico.

Aviso

Este usuario no tiene permitido el restablecimiento de su contraseña.

Regístrate

Tienes un email

Haz clic en el enlace adjunto para empezar a disfrutar de todas las ventajas de estar registrado.

Aviso

Ya estabas registrado con este correo electrónico

Aviso

Lo sentimos, pero hemos tenido un problema al completar tu registro. Por favor, inténtalo de nuevo.

Aviso

Lo sentimos, pero ese código de validación ya se ha usado en el registro de una cuenta de usuario.

Completa tu registro

¿Qué te interesa?

Selecciona los temas que te interesan y te enviaremos el contenido relacionado.

¿Con qué periodicidad quieres recibirlo?

Newsletter