Agua

79

La mejora del acceso y distribución del agua es una necesidad básica que gran parte de la población no tiene cubierta. Tres de cada diez personas no pueden consumir agua potable y seis de cada diez no cuentan con instalaciones de saneamiento óptimas. El agua es vida en muchos aspectos, pero tiene que ser de buena calidad. Cuando una sociedad cuenta con recursos híbridos, tanto para el consumo como para el saneamiento, mejora su alimentación, se reducen enfermedades relacionadas con el agua, tiene una cierta seguridad alimentaria, mejoran los medios para subsistir y además se mejoran las oportunidades educativas y otros aspectos sociales fundamentales para una vida saludable. Por ello gran parte de nuestro trabajo en Infraestructuras Sociales va dedicado a un fuerte intento de hacer llegar el agua, en sus diferentes niveles, a sociedades que carecen de ella.

Lo último