Publicada el 15 de diciembre de 2015

El cambio climático no es un tema que está de moda, es una necesidad, un deber que tenemos para con el mundo y las próximas generaciones. Aunque estos días sale mucho en la tele, la radio y los diarios con motivo de la XXI Conferencia Internacional sobre Cambio Climático, es algo que instituciones, empresas, organizaciones no gubernamentales tienen en su punto de mira siempre.

De hecho el sector empresarial viene tomando medidas desde hace años para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero. Pero además de establecer compromisos públicos, quieren potenciar las oportunidades que encierra una economía baja en carbono, particularmente para países como España. En noviembre de 2014 Ferrovial constituyó, junto con cerca de cuarenta empresas, el Grupo Español de Crecimiento Verde, una iniciativa conjunta con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. El mes pasado, el éxito de esta iniciativa ha derivado en la constitución de una asociación empresarial independiente, con entidad jurídica propia, que aglutina a casi treinta empresas entre las que se encuentran: Acciona, BBVA, Banco Santander, CaixaBank, Gas Natural, Heineken, Iberdrola, Mapfre, NH Hoteles, PWC, o Telefónica.

Inmediatamente después de su constitución, y con la vista puesta en la Conferencia de París (COP21), El Grupo hizo pública una declaración anunciando la oportunidad que supondría un acuerdo global y jurídicamente vinculante en materia de cambio climático. En esta declaración se hace hincapié en los siguientes aspectos:

  • El esfuerzo debe ser compartido por todos los países, de una forma equilibrada.
  • Igualmente, los acuerdos deben involucrar a todos los sectores económicos.
  • Es esencial que se solicite a los negociadores a que se realicen todos los esfuerzos posibles para que los compromisos definidos en la COP21 de París permitan no aumentar el calentamiento global en 2ºC.
  • Se deben definir unos objetivos claros, alcanzables y medibles y establecer las bases para avanzar hacia modelos de determinación del precio del carbono. Así como pensar en el largo plazo e invertir en innovación para desarrollar la economía baja en carbono.
  • Es necesario que los acuerdos alcancen la definición de marcos favorables para promover la I+D+I en busca de soluciones tecnológicas con el ánimo de cumplir con los compromisos de reducción y que permitan avanzar en la identificación de nuevas líneas de actividad económica.

Ya antes en mayo de 2015, el Grupo había hecho pública la denominada “Declaración de Barcelona”, donde se definía la visión respecto de un modelo de crecimiento económico compatible con el uso eficiente de los recursos naturales. La Declaración se ha convertido en la hoja de ruta del Grupo, incidiendo en aspectos tales como los siguientes:

  1. La importancia de reconocer el potencial de este modelo de crecimiento económico para España, desarrollando políticas que creen un entorno favorable para hacerlo posible.
  2. Contribuir en la generación y difusión del conocimiento para activar los cambios necesarios, involucrando directamente a los ciudadanos.
  3. Desarrollar capacidades de financiación y mitigar las barreras que impiden que ciertos proyectos accedan al mercado de forma competitiva.
  4. Plantear un nuevo modelo fiscal que incentive la ecoeficiencia y el desarrollo de soluciones “verdes”.
  5. Incentivar la colaboración público-privada como solución a los retos planteados (algo también destacado por el último informe del IPCC).
  6. Influir en la creación de un entorno favorable para el desarrollo de dicho modelo, y servir como un interlocutor relevante del sector empresarial asociado con las administraciones públicas, asociaciones empresariales, corporaciones profesionales, universidades, así como con otros grupos de interés, tanto en el ámbito nacional como internacional.

Y todo ello empieza en cada una de nuestras organizaciones, es decir, estas 27 empresas con cerca de 215.000 empleados (solo en España) debemos trasladar a quien más cerca tenemos estos compromisos para convertirlos en hechos.

Escrito por Valentín Alfaya el 15 de diciembre de 2015 con las etiquetas: cambio climático Compromiso COP21 Huella de carbono

Aún no hay comentarios publicados.

x

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para posibilitar, personalizar y analizar la navegación, mejorando la calidad de los servicios. Si continua navegando, acepta su uso conforme a nuestra política de cookies. Puede cambiar sus preferencias en su navegador.

Regístrate

Introduce tu correo electrónico y te enviaremos un email para activar tu perfil.

También puedes entrar a través de:

¿Has olvidado tu contraseña?

Introduce la dirección de correo electrónico con la que te registraste para recuperarla.

¿Has olvidado tu contraseña?

Tu contraseña ha sido cambiada.

Aviso

No se ha podido cambiar su contraseña de acceso.

¿Has olvidado tu contraseña?

Revisa tu correo electrónico para obtener el enlace de confirmación.

Aviso

No hay ningún usuario registrado con esa dirección de correo electrónico.

Aviso

Este usuario no tiene permitido el restablecimiento de su contraseña.

Regístrate

Tienes un email

Haz clic en el enlace adjunto para empezar a disfrutar de todas las ventajas de estar registrado.

Aviso

Ya estabas registrado con este correo electrónico

Aviso

Lo sentimos, pero hemos tenido un problema al completar tu registro. Por favor, inténtalo de nuevo.

Aviso

Lo sentimos, pero ese código de validación ya se ha usado en el registro de una cuenta de usuario.

Completa tu registro

¿Qué te interesa?

Selecciona los temas que te interesan y te enviaremos el contenido relacionado.

¿Con qué periodicidad quieres recibirlo?

Newsletter