Publicada el 19 de Diciembre de 2012

La teoría de la evolución de Charles Darwin (1809-1882) es una de las más importantes contribuciones que se han hecho a la ciencia y, posiblemente, a la Humanidad. Darwin fue una persona muy prolífica tanto en su faceta de padre (tuvo 10 hijos) como en su actividad científica. Una de sus citas en “El origen de las especies” resume su legado, es la relativa a la supervivencia del más apto: “no es la más fuerte de las especies la que sobrevive, ni tampoco la más inteligente, sino la que se adapta mejor al cambio”.

La actitud positiva frente al cambio y la incorporación de las nuevas tecnologías a la gestión, debería formar parte del ADN empresarial. Ferrovial es un buen ejemplo de ello y en un entorno como el actual, que es más dinámico y exigente que nunca, la cultura de impulsar el cambio y la evolución y la adaptabilidad representan la única forma de garantizar el crecimiento con éxito.

El gobierno británico ha sido siempre audaz y vanguardista a la hora de impulsar nuevos conceptos y liderar cambios. La decisión de publicar  la Estrategia Nacional de Construcción en mayo 2011 ha sido un paso importante en la dirección correcta y ha contribuido a renovar el debate sobre el futuro de nuestra industria. El Plan introdujo la aplicación del modelado de información de construcción (acrónimo en  inglés de  Building Information Modelling o BIM) como requisito para la adjudicación de proyectos gubernamentales de construcción de valor superior a 5 millones de libras.

El ejecutivo anunció su intención de exigir la introducción del BIM en 3D en todos los proyectos a desarrollar a partir de 2016. Con este enfoque, el gobierno británico ha establecido el estándar que regirá el futuro de la industria de las infraestructuras del siglo XXI, colocando los procesos BIM en el centro de estos objetivos.

Una de las principales motivaciones para implementar esta estrategia es la promoción de la mejora de la eficiencia. Promover una industria de la construcción más eficiente es clave para que esta actividad económica tan relevante en el Reino Unido (7% del PIB) siga manteniendo su peso en el futuro. Cada año, la construcción británica mueve inversiones anuales superiores a los 110.000 millones de libras, estando un 40% ligado a proyectos de infraestructuras con financiación gubernamental. Con esta iniciativa, el ejecutivo persigue reducir el coste de los proyectos de construcción en un 15-20%, para así liberar miles de millones de libras que podrán ser empleados en el desarrollo de otros proyectos nuevos.

Hasta ahora, el diseño de edificios e infraestructuras ha mantenido un enfoque tradicional, basado en dos dimensiones (2D). A partir de los 90, la tecnología 3D ha mejorado la forma en que diseñamos nuestros proyectos, pero la foto seria incompleta si no se integran dos de los elementos críticos en la ejecución de un proyecto: el programa y el coste.

Por eso, el enfoque BIM va más allá de la geometría y debería centrarse en que hay que  “incluir” dentro del concepto. No existen limitaciones al desarrollo de esta idea: podemos incorporar parámetros de análisis de luz, información geográfica, detalles de fabricantes, especificaciones, mediciones, costes, programas, durabilidades  etc….

Sobre la base de este enfoque, la visión y el concepto de BIM encaja tan bien en lo que representa Ferrovial y en los fundamentales de nuestro negocio, que si no hubiera sido creado ya,  lo hubiéramos acabado inventado. Como compañía global, Ferrovial completa el ciclo de las infraestructuras, gestionando desde las fases del diseño conceptual y la construcción, hasta el mantenimiento y operación. El uso del modelado en 3D incorpora los parámetros y datos necesarios para cada etapa del proceso, facilitando la eficiencia de los  procesos y con ello la competitividad. Este concepto subyace en lo  que BIM representa y debería permitirnos anticipar la visión del futuro de las infraestructuras del siglo XXI.

No existen límites para la mejora, el conocimiento y la capacidad de adaptación al cambio. La innovación aplicada a todos los puntos de diseño de un proyecto garantiza la mejora de la eficiencia y la productividad, y BIM debería ser la herramienta que nos permitirá conseguir esos objetivos.

Escrito por Ferrovial el 19 de Diciembre de 2012 con las etiquetas: BIM costes Edificios inteligentes Eficiencia eficiencia energética infraestructuras Ingeniería innovación sostenibilidad

Aún no hay comentarios publicados.

Inicia sesión

Para guardar tus lecturas y seguir en otro momento, necesitamos saber quién eres

¿Has olvidado tu contraseña?

¿Aún no estás registrado?

También puedes entrar a través de:

Regístrate

Introduce tu correo electrónico y te enviaremos un email para activar tu perfil.

También puedes entrar a través de:

¿Has olvidado tu contraseña?

Introduce la dirección de correo electrónico con la que te registraste para recuperarla.

¿Has olvidado tu contraseña?

Tu contraseña ha sido cambiada.

Aviso

No se ha podido cambiar su contraseña de acceso.

¿Has olvidado tu contraseña?

Revisa tu correo electrónico para obtener el enlace de confirmación.

Aviso

No hay ningún usuario registrado con esa dirección de correo electrónico.

Aviso

Este usuario no tiene permitido el restablecimiento de su contraseña.

Regístrate

Tienes un email

Haz clic en el enlace adjunto para empezar a disfrutar de todas las ventajas de estar registrado.

Aviso

Ya estabas registrado con este correo electrónico

Aviso

Lo sentimos, pero hemos tenido un problema al completar tu registro. Por favor, inténtalo de nuevo.

Aviso

Lo sentimos, pero ese código de validación ya se ha usado en el registro de una cuenta de usuario.

Completa tu registro

¿Qué te interesa?

Selecciona los temas que te interesan y te enviaremos el contenido relacionado.

¿Con qué periodicidad quieres recibirlo?

Newsletter