Publicada el 13 de Enero de 2015

¡Por fin! Última reunión concluida con éxito para rematar la clásica vorágine final de año e inicio inminente del esperado paréntesis navideño. Despedidas y buenos deseos entre los compañeros de fatigas y con la familia ya en mente para compartir sorpresas y emociones en los próximos días, especialmente con los más pequeños.

Nuestro hombre esboza en su oficina  la sonrisa confiada de los deberes terminados mientras revisa en el portátil la última alerta sobre la hora sugerida para salir de la oficina hacia el aeropuerto, en función del tránsito del momento. El aviso le permitirá organizar sus últimas gestiones con tiempo suficiente para coger su vuelo. La última tarea antes de darle vacaciones a su sufrido portátil será pedirle que imprima y envíe a su tableta las etiquetas de la maleta a facturar en cuanto llegue al aeropuerto. Eso le hará ganar algo de tiempo para realizar allí unas compras en una nueva tienda especializada en delicatessen local.

Su taxi llega puntualmente a la hora reservada previamente desde una aplicación móvil. Contemplando un sol radiante desde la ventana de su asiento, durante el trayecto tiene tiempo de consultar cómodamente en su tableta el catálogo de la tienda que quiere visitar. Un breve intercambio de mensajes en su grupo familiar en Whatsapp activa también la operación retorno e informa de la hora aproximada en que espera aterrizar.

La entrada al aeropuerto presenta la hiperactividad propia de un viernes de finales de diciembre, una inmensa coreografía multicolor en que todo el mundo se mueve deprisa y atenta a los paneles informativos. Nuestro protagonista se dirige directamente al mostrador de Fast Bag Drop donde despide a su fiel maleta antes de entrar en la zona de control de seguridad. Una nueva app de la aerolínea en su móvil le permitirá seguir en todo momento la ubicación del equipaje hasta su destino final.

Ya ante las filas del área de seguridad, un sistema de pantallas le guían a la más adecuada en función de su perfil de viajero. En pocos minutos y sin incidencias habrá pasado el control. Una breve parada adicional en el reconocimiento de iris hace del control de pasaporte un ágil trámite antes de dirigirse a la zona comercial.

Sobre el recién inaugurado pasillo rodante, donde nuestro hombre no deja de caminar, se dirige a la zona de tiendas a casi 12km./hora, el triple de la velocidad a la que ve pasar a un grupo de japoneses a la caza del último souvenir local. Nuestro protagonista agita entonces un flamante smartwatch en su muñeca para confirmar datos online sobre el número de puerta, hora de salida y y asiento reservado de su vuelo. El aviso de un breve retraso de 15 minutos le permitirá pasar algo más de tiempo disfrutando de sus compras.

La tienda es enorme y una auténtico paraíso para los gourmets. Un asistente virtual digital le orienta en la entrada hacia los productos que está buscando. Conseguido su objetivo principal dedica su margen de tiempo a deambular por el área y salir con más compras de las previstas: una nutrida representación de gastronomía local y algunos adornos para el árbol navideño que seguro harán las delicias de su hija de 5 años.

De nuevo raudo hacia a la puerta de embarque sobre el pasillo volador, agita ahora su smartwatch para activar el código de barras que le permitirá acelerar su acceso a la aeronave con el tiempo necesario para acomodar sus compras y responder algunos mensajes antes de despegar

Motores en marcha. Ahora sí, llega el momento de relajarse, el avión despega rumbo a casa y sólo un par de horas le separan de la calurosa bienvenida familiar en el aeropuerto de destino. Empieza el tiempo para disfrutar con los suyos, para compartir momentos memorables, para pensar e incluso para perder con escaso remordimiento de conciencia. Con un intenso año por delante, nuestro protagonista se dispone a recargar su batería vital para afrontar con la mejor disposición un reto casi permanente, sacar máximo partido del recurso más escaso. Tiempo de volar

______________

Todos estos ejemplos de aplicación efectiva de tecnologías de la información son ejemplos disponibles o en pruebas en distintos aeropuertos, compañías aéreas y fabricantes con ofertas de valor para el sector aeroportuario. Ferrovial, con múltiples capacidades de negocio y una posición de privilegio en el sector, invierte de forma constante en la concepción, prueba y despliegue de tecnologías que mejoren constantemente la operación, la seguridad y especialmente el confort y experiencia de usuario de los más de 84 millones de pasajeros a los que damos servicio desde nuestros aeropuertos.

Algunos links con ejemplos que llevan a cabo tecnologías que facilitarán en un futuro la experiencia del viajero:

http://www.airport-technology.com/projects/londoncityairportuni/

http://www.britishairways.com/en-us/bamediacentre/newsarticles?articleID=20131230134923&articleType=LatestNews

http://www.iberia.com/web/obsmenu.do?menuId=MYBAGTAG

http://www.rtpa.es/asturias:ThyssenKrupp-presenta-Accel,-el-nuevo-sistema-de-transporte-de-pasajeros-_111413983619.html

http://www.tensator.es/productos/asistente-virtual.aspx

http://www.airberlin.com/site/landingpages/eservices.php?LANG=de&cat=2

 

Escrito por Joan Clotet Sule el 13 de Enero de 2015 con las etiquetas: innovación

Ya hay 8 comentarios

Súmate a la conversación

hace 5 años

De una manera amena se demuestra el grado de penetracion que las nuevas tecnologias tienen en nuestras vidas, y lo que hasta hace poco nos parecia mas bien asuntos de ciencia ficcion, hoy no levantan mas asombrro que en el momento de su lanzamiento.

Es increible el grado de dependencia que empezamos a tener, y quiza ese sea el aspecto menos positivo y sobre el que refelxionaria..estamos perdiendo nuestro humanismo en aras de la globalizacion tecnologica, perderemos la esencia renacentista que todo ser humano deberia tener?

hace 5 años

He leído con interés el artículo de Joan Clotet y lo he hecho en mi doble vertiente de usuario de aeropuertos: viajero y empleado de una empresa de servicios aeroportuarios.

Para mí, un aeropuerto es mucho más que un sitio de paso. Sin desmerecer las estaciones de tren o terminales de autobuses o cruceros, un aeropuerto, sus terminales, acogen durante más tiempo a sus usuarios que cualquier otro medio de transporte. Desafortunadamente, mucho de ese tiempo es empleado en pasar controles de seguridad y accesos a zonas de embarque o los propios aviones. Si a eso añadimos los posibles retrasos y que no todo el mundo está entusiasmado con la idea de viajar en un medio que se sustenta en el aire nos encontramos con gran cantidad de usuarios que no perciben su paso por el aeropuerto como una experiencia agradable. El uso de tecnologías modernas puede ayudar a que ese “mal trago” sea más llevadero. En ese sentido encuentro acertado que se investigue y se invierta en el desarrollo de cuantas aplicaciones mejoren el día a día de los millones de pasajeros así como de los miles de empleados que hacen que nuestro vuelo salga en hora o, simplemente, nos facturan nuestro equipaje, ayudan en conexiones, etc.

El uso de internet es algo que se está conviertendo para bien y para mal en indispensable. Desde el uso de las apps que Joan menciona hasta la comunicación por redes sociales o recibir alertas sobre últimas noticias. Por eso considero indispensable que haya una conexión wi-fi gratuita (quizás por tiempo limitado y límites de descarga de datos) y suficientemente potente para satisfacer esa necesidad. Pero eso es algo muy básico y que ya debería ser asumido como un activo de cualquier aeropuerto que se precie.

Cualquier aplicación que nos haga ganar tiempo en facturación, controles de seguridad y embarques es bienvenido. Pero, ¡ojo! He leído con interés y cierto recelo el tema de la aplicación que nos informa de la ubicación de nuestro equipaje en todo momento hasta el destino final. ¿Qué beneficios nos puede aportar esa información? ¿Necesitamos realmente saber en todo momento donde está la maleta? ¿No habíamos quedado en que queríamos disfrutar de las compras, el relajante café con leche o un apetitoso menú en uno de los restaurantes? Como empleado de aeropuerto tiemblo ante ese “exceso de información” de los pasajeros. Que la compañía de handling tenga esa información sí es realmente útil para evitar extravíos pero que cientos de personas estén nerviosa o compulsivamente controlando cada cinco minutos donde está su maleta me produce escalofríos pensando en el personal de información atendiendo a colas de pasajeros que temen (con razón o sin ella) que el tránsito de su equipaje no sea todo lo rápido que desearían. A veces el exceso de información puede provocar efectos no deseados…

Concluyo. El uso de nuevas tecnologías es una herramienta que nos tiene que ayudar no sólo en nuestros viajes en avión sino en todos los ámbitos de nuestra vida y las innovaciones son bienvenidas. Desgraciadamente, estas tecnologías no van a hacer que nuestro asiento sea más amplio y cómodo o que el viajero del asiento de al lado tenga ganas de conversar con nosotros… Pero eso ya es otro asunto.

hace 5 años

Excelente análisis y reflexiones Jordi. Muy valiosas viniendo de un experto. Coincido plenamente en que un exceso de información puede ser contraproducente, el relato sólo pretende enfatizar la capacidad de ganar tiempo en favor de una mejor y más fluída experiencia de usuario a la que todos aspiramos.
La tecnología de la información es poderosa pero (por suerte!) no lo resuelve todo… 🙂

hace 5 años

Excelente descripción sobre como en el “presente inmediato” las TICs nos ayudarán en nuestro día a día, para que “disfrutemos” de la experiencia de movernos por los aeropuertos y volar.
Recibir mis Felicitaciones y Agradecimiento por este post!! @JoanClotet @ferrovial

hace 5 años

Cuál es vuestra experiencia como usuarios de un aeropuerto ? Qué tecnología valorais más o cuál echais de menos ?

hace 5 años

Excelente viaje resumen por la ventajas y oportunidades que nos ofrecen las TIC en una experiencia tan cotidiana como la de viajar en avión.

hace 5 años

Gracias por tu comentario Carlos. Esto será cada vez más cotidiano en los aeropuertos. Todo lo que nos haga mejorar la experiencia como usuarios y ganar tiempo es bien recibido !

hace 5 años

Esto parece ciencia ficción pero está ya cerca de la realidad de forma parcial en varias ciudades. Como usuarios (no sólo de aeropuertos) creeis que vale la asumir tanta tecnología a cambio de tiempo ?

Inicia sesión

Para guardar tus lecturas y seguir en otro momento, necesitamos saber quién eres

¿Has olvidado tu contraseña?

¿Aún no estás registrado?

También puedes entrar a través de:

Regístrate

Introduce tu correo electrónico y te enviaremos un email para activar tu perfil.

También puedes entrar a través de:

¿Has olvidado tu contraseña?

Introduce la dirección de correo electrónico con la que te registraste para recuperarla.

¿Has olvidado tu contraseña?

Tu contraseña ha sido cambiada.

Aviso

No se ha podido cambiar su contraseña de acceso.

¿Has olvidado tu contraseña?

Revisa tu correo electrónico para obtener el enlace de confirmación.

Aviso

No hay ningún usuario registrado con esa dirección de correo electrónico.

Aviso

Este usuario no tiene permitido el restablecimiento de su contraseña.

Regístrate

Tienes un email

Haz clic en el enlace adjunto para empezar a disfrutar de todas las ventajas de estar registrado.

Aviso

Ya estabas registrado con este correo electrónico

Aviso

Lo sentimos, pero hemos tenido un problema al completar tu registro. Por favor, inténtalo de nuevo.

Aviso

Lo sentimos, pero ese código de validación ya se ha usado en el registro de una cuenta de usuario.

Completa tu registro

¿Qué te interesa?

Selecciona los temas que te interesan y te enviaremos el contenido relacionado.

¿Con qué periodicidad quieres recibirlo?

Newsletter