FerroNATS: un paso por delante

07 de julio de 2015

Hace unas semanas explicamos la apertura del mercado de navegación aérea nacional, y la creación de FerroNATS, una sociedad derivada de la alianza de Ferrovial Servicios y NATS. Por los nueve aeropuertos donde presta servicio de control de tránsito aéreo, ya han pasado más de 35 millones de pasajeros  y  se han gestionado más de 500.000 vuelos. Dirigir tal volumen de vuelos y personas exige un trabajo basado en la excelencia operativa. Ésta se debe entender desde un triple prisma: seguridad operacional, calidad de los servicios prestados y eficiencia incorporada a los procesos.

Ferrovial Blog - torre de control del aeropuerto de Alicante

Seguridad, calidad y eficiencia, la base del control aéreo

Los datos de seguridad operacional en los dos años de actividad de FerroNATS hablan por sí solos: ausencia de incidentes de severidad A (grave) o B (mayor), ratio de incursiones en pista un 30% inferior a la media europea (área ECAC) y de reporte dos veces superiores a la media europea (área ECAC). La seguridad operacional, con el just culture como valor estratégico básico, es la piedra angular de la organización, integrada en el modelo de gestión y con la aspiración de estar a la vanguardia de la industria.

Con respecto a la calidad del servicio prestado, los datos aportados por EUROCONTROL son concluyentes: 97% de cumplimiento de CTOT (calculated take off time) en 2014 y 98,4% en lo que va de año en 2015, situando a FerroNATS tres puntos por encima de la media de la industria en España. Asimismo, se han registrado mejoras de los tiempos extra de rodaje (additional taxi out time) de un 11% comparado con el año precedente a la entrada de FerroNATS en servicio.

En lo que a eficiencia se refiere, consideramos que una supervisión adecuada de la gestión y un correcto tratamiento del enorme volumen de datos generados diariamente permiten ofrecer un servicio premium a un coste razonable. Como resultado, el coste del servicio en las torres que FerroNATS gestiona se ha reducido en más de un 50%, situando el precio medio del servicio en la media europea.

Europa tiene una regulación y unos órganos de supervisión fuertes que permiten realizar este tipo de procesos con todas las garantías. La mejora del sistema es, por tanto, una cuestión de voluntad y los resultados que pueden alcanzarse son claramente positivos. La vida es cambio y, en la industria aérea, dicho cambio ha sido tradicionalmente orientado hacia la mejora continua, convirtiéndose en uno de los valores fundamentales. Sabemos y podemos hacerlo: no dejemos escapar la oportunidad.

 

Todavía no hay comentarios