Publicada el 8 de Octubre de 2021

A menudo, cuando se habla de vehículos autónomos, vienen a nuestra mente imágenes de alguna película de ciencia ficción y empezamos a imaginar vehículos aerodinámicos y futuristas deslizándose por las calles sin nadie en el asiento del conductor. Aunque puede que esa imagen aún no sea una realidad al cien por cien, los vehículos autónomos ya están aquí y formarán parte de nuestro tráfico cotidiano muy pronto. 

¿Qué es exactamente un vehículo autónomo? 

Por definición, hay 5 niveles diferentes de vehículos automatizados conectados (CAV), que van desde la no automatización hasta la automatización completa. Lógicamente, la automatización completa no es algo que se vea con frecuencia hoy en día, pero sí existen vehículos conectados o vehículos con algunas características automatizadas en el mercado actual. De hecho, seguro que muchos de nosotros hemos conducido un vehículo conectado sin darnos cuenta. Por ejemplo, si el volante de su vehículo autocorrige la dirección cuando se pasa accidentalmente a otro carril o si puede establecer la velocidad de crucero con el regulador de velocidad, ha conducido un vehículo conectado. Es fantástico, ¿no? La tecnología avanza tan rápidamente que es posible que se encuentre en un vehículo totalmente automatizado más pronto que tarde. 

Coches autónomos 

Muchas de las principales empresas, como Apple, Tesla y Toyota, están invirtiendo mucho tiempo y recursos en el desarrollo de vehículos totalmente automatizados (AV). Según diversos estudios, es posible que en 10 años empecemos a ver vehículos automatizados de forma habitual. Sin embargo, algunas ciudades ya han empezado a incorporar el uso de la automatización de nivel 5 (sin intervención del conductor) para mejorar la movilidad, y está teniendo bastante éxito. De hecho, Google tiene un proyecto de coche sin conductor a través de su empresa, llamado Waymo. Waymo tiene su sede en Phoenix, Arizona, y ha lanzado taxis totalmente autónomos en Phoenix y San Francisco. Es tan sencillo como pedir un taxi, pero ¡sin el taxista! Otra empresa de San Diego (California), llamada TuSimple, tiene 50 camiones autónomos en su flota que, junto con un operador de seguridad humano al volante, transportan mercancías para clientes de Arizona, Nuevo México y Texas. Aunque estos avances en movilidad son definitivamente algo que celebrar y esperamos que vayan a más, no están exentos de dificultades y preocupaciones. 

Avanzar hacia el futuro no siempre es fácil 

Para que los vehículos totalmente automatizados puedan empezar a funcionar, hay que tener en cuenta muchos factores, como la legalidad y las políticas relacionadas con los vehículos automatizados, la compatibilidad entre los AV y el entorno existente, y la seguridad, la protección y la percepción del público. Todos estos factores son importantes por igual para el éxito de los AV y deben estudiarse con detenimiento y atención. 

  • Marco político, jurídico y tecnológico: las políticas y leyes actuales relativas a la movilidad se basan en el hecho de que haya un ser humano al volante, por lo que al eliminar al ser humano de la ecuación, es necesario adoptar nuevas leyes. La adaptación de las leyes relacionadas con los AV no solo tendrá que dictar su uso en las carreteras, sino también garantizar que tanto la tecnología de los vehículos (que debe permitir el intercambio de datos entre los AV independientemente de la marca), como la infraestructura por la que circulan (que debe ser mejorada de forma adecuada), cumplan con los requisitos mínimos en aras de la seguridad de todos, tanto AV como vehículos convencionales. Hay que tener en cuenta que la transición hacia una flota totalmente automatizada en nuestras carreteras va a llevar tiempo y hasta entonces convivirán vehículos autónomos y convencionales, y la normativa tendrá que adaptarse tras esta transición. 
  • Seguridad: la ciberseguridad es otra de las cuestiones a tener en cuenta cuando se trata de vehículos automáticos. Los CAV tienen un alto nivel de informatización y software a bordo, lo que abre la puerta a ataques de piratas informáticos o a un mal funcionamiento del software. Ya existen organizaciones para garantizar la seguridad de la tecnología autónoma, incluyendo alertas en tiempo real para que tanto los vehículos cercanos como los centros de control puedan identificar estos incidentes y tratarlos sobre la marcha garantizando la seguridad general del tráfico. 

coneccted automated vehicle 

  • Percepción del público: conducir e interactuar con un AV puede dar bastante miedo. A esto se suma el hecho de que no todas las personas pueden adaptarse a las nuevas tecnologías fácilmente, sobre todo las más mayores. Por ello, es fundamental lograr que la conducción autónoma sea sencilla y garantizar la seguridad de estos vehículos para animar a los usuarios a utilizar esta tecnología. Ya hay psicólogos trabajando en esta línea de actuación junto con ingenieros y universidades para estudiar estos factores. 
  • Seguridad: ¿sabía que cada año mueren más de 1.350.000 personas por accidente de tráfico? Indudablemente, uno de los principales beneficios de los vehículos sin conductor será la seguridad, ya que se cree que el 90% de los accidentes de tráfico se deben a errores humanos. Al eliminar el factor humano, la movilidad será, de hecho, más segura y eficiente. Como acabamos de ver, todos los factores anteriores tienen un objetivo común: la seguridad. Los vehículos autónomos harán que las carreteras sean más seguras, pero solo si logramos que todas las partes del AV y su entorno funcionen en perfecto orden. 

AV vs. infraestructura 

Los fabricantes de vehículos que están trabajando en el desarrollo de los AV se centran sobre todo en el entorno cercano al vehículo, instalando dispositivos a bordo, como lidar, radares o cámaras que recogen información alrededor del vehículo de forma automática. Sin embargo, también hay que tener en cuenta un ámbito de información más amplio, más allá del entorno inmediato. Esta información es increíblemente útil y necesaria para crear carreteras más seguras, de gran capacidad, de alto rendimiento, más eficientes, menos congestionadas y menos contaminadas. Para que los AV recojan esta mayor cantidad de información, hay que mejorar las carreteras con señalizaciones o barreras muy visibles y altamente reflectantes que garanticen el mejor rendimiento de estos vehículos autónomos. 

En Ferrovial, estamos trabajando en esta dirección e invirtiendo en el éxito de la movilidad autónoma mediante la colaboración intersectorial a través del proyecto AIVIA Connected Corridors para las autopistas estadounidenses, que aumentará la seguridad vial de los usuarios y facilitará la interacción segura entre los vehículos autónomos y los convencionales en corredores urbanos de alta densidad y velocidad. El resultado será una reducción del tiempo de desplazamiento y los atascos, además de ofrecer una red de banda ancha 5G a lo largo de estas autopistas. Asimismo, AIVIA ofrecerá infoentretenimiento a los conductores que utilicen nuestra infraestructura, para que el viaje sea más agradable, ¡especialmente cuando el vehículo conduzca por usted! 

El futuro ya está aquí 

En lo que respecta a la movilidad autónoma, las posibilidades son infinitas, pero eso no significa que todo el mundo esté convencido al cien por cien. Como es lógico, al igual que con cualquier avance tecnológico, siempre hay una buena dosis de miedo y escepticismo, y más aún con algo que muchos solo hemos visto en la televisión. Sin embargo, la movilidad autónoma debería despertar en nosotros más interés que temor. Revolucionará la forma en que nos movemos por el mundo. No solo hará que la movilidad sea más rápida y eficiente, sino también más segura. Antes de que los vehículos automáticos lleguen oficialmente a las carreteras, es importante saber que muchas organizaciones, como Ferrovial, se ocupan de garantizar que se tengan en cuenta todos los aspectos, siendo la seguridad la principal prioridad. Todo se estudia con gran cuidado y diligencia, desde los propios vehículos hasta el entorno que los rodea, para que cuando tenga la oportunidad de dar un paseo en un vehículo totalmente autónomo, pueda sentarse, relajarse ¡y disfrutar del viaje! 

Escrito por José Luis González Gómez el 8 de Octubre de 2021 con las etiquetas: Automoviles Coche autónomo Innovación Inteligencia artificial Internet de las cosas Movilidad Tecnología

Aún no hay comentarios publicados.

Inicia sesión

Para guardar tus lecturas y seguir en otro momento, necesitamos saber quién eres

¿Has olvidado tu contraseña?

¿Aún no estás registrado?

También puedes entrar a través de:

Regístrate

Introduce tu correo electrónico y te enviaremos un email para activar tu perfil.

También puedes entrar a través de:

¿Has olvidado tu contraseña?

Introduce la dirección de correo electrónico con la que te registraste para recuperarla.

¿Has olvidado tu contraseña?

Tu contraseña ha sido cambiada.

Aviso

No se ha podido cambiar su contraseña de acceso.

¿Has olvidado tu contraseña?

Revisa tu correo electrónico para obtener el enlace de confirmación.

Aviso

No hay ningún usuario registrado con esa dirección de correo electrónico.

Aviso

Este usuario no tiene permitido el restablecimiento de su contraseña.

Regístrate

Tienes un email

Haz clic en el enlace adjunto para empezar a disfrutar de todas las ventajas de estar registrado.

Aviso

Ya estabas registrado con este correo electrónico

Aviso

Lo sentimos, pero hemos tenido un problema al completar tu registro. Por favor, inténtalo de nuevo.

Aviso

Lo sentimos, pero ese código de validación ya se ha usado en el registro de una cuenta de usuario.

Completa tu registro

¿Qué te interesa?

Selecciona los temas que te interesan y te enviaremos el contenido relacionado.

¿Con qué periodicidad quieres recibirlo?

Newsletter