Innovación

Moviéndonos hacia un futuro en el que somos maestros del infraverso

25 de mayo de 2022

La aparición y el desarrollo de un mundo digital que no abarca prácticamente todo tendrá cada vez más impacto en casi todos los aspectos de nuestras vidas.

Esta es una tendencia multimillonaria, con todos los grandes actores tecnológicos globales (Apple, Google, Microsoft, Facebook) invirtiendo estratégica y significativamente en impulsar estos conceptos.

Nuestro uso de la realidad aumentada (RA), la realidad virtual (RV) y las plataformas de apoyo se superpondrá cada vez más, con muchas tecnologías y conjuntos de datos, permitiéndonos vivir, jugar, trabajar, reunirnos y hacer cosas juntos en tiempo real dentro de realidades digitales.

Puede que lleve décadas que este denominado metaverso se desarrolle completamente. Las tecnologías todavía están madurando y no son perfectas. Hay retos en cuanto al ancho de banda, mientras que la infraestructura en la nube e internet, originalmente para el contenido estático de solo lectura, no están adaptados para soportar este nuevo ecosistema digital correctamente.

Pero las grandes empresas están trabajando para habilitar nuevos protocolos, compresiones e infraestructura digital que sean capaces de gestionar estos entornos cada vez más inmersivos y colaborativos mientras la web 2.0 evoluciona hacia la web 3.0 y más factores clave centran su inversión en entornos immersivos y conectados (metaverso con Facebook, Omniverse con Nvidia, Metamobility con Hyundia, Qverse con Qatar Airlines y el reciente almuerzo del eduverse con una financiación de 47 millones anunciada por Labster.

La multitarea en las plataformas actuales puede dar sensación de ‘desconexión’

Los últimos dos años han supuesto un reto desde una perspectiva social debido al COVID-19. Una de las cosas que me han llamado la atención es la necesidad muy humana de estar presente.

Las tecnologías actuales, como Zoom y Teams, han sido valiosísimas. Pero muchos de nosotros nos hemos cansado de estas plataformas, incapaces de detectar el lenguaje corporal y los tonos de voz. Puede ser una experiencia que nos haga sentir muy ‘desconectados’ y a veces descubrimos que no estamos verdaderamente presentes en las reuniones.

Las notificaciones de email que llegan, los mensajes de Teams que aparecen, los mensajes de WhatsApp sonando de fondo, y tu reunión en mitad de todo eso, en la que estás intentando mantener una conversación. Es muy probable que acabes distrayéndote.

Hace dos años, el concepto de trabajar desde casa era algo maravilloso. Todos hemos tenido que mejorar nuestra capacidad para la multitarea, pero esa creciente sensación de que se espera que estemos online y que respondamos en numerosas plataformas 24/7 puede ser muy estresante.

Las tecnologías de RV y XR pueden conectarlos mejor y perfeccionar el sector de seguridad y salud

Las compañías tienen que ayudar a sus empleados a estar mucho más conectados, centrados y presentes.

Ferrovial ha estado probando soluciones para reuniones en RV, incluyendo Microsoft Hololens. Hemos descubierto, tal vez de forma contraintuitiva, que la experiencia completa es mucho más humana, mucho más natural. Hablar con un sencillo avatar a de un colega en una sala virtual genera una experiencia realmente inmersiva e interactiva. El contexto espacial de una interacción marca verdaderamente la diferencia, al sentir la necesidad de dirigirse a alguien y después volverse para señalar algo estás presentando sensaciones mucho más humanas que al hablar a una barra deslizante mientras de vez en cuando intentas ver en una pequeña esquina de la pantalla si tu audiencia todavía está despierta…

No pude ver a mi equipo de 22 personas en Madrid en casi dos años. Tras seis meses de trabajo desde casa a tiempo completo, lo único que quería hacer era volar hasta allí, sentarme y mantener una conversación real con ellos. Disponer entonces de esta tecnología para reuniones en RV hubiera hecho que las cosas fueran muy distintas a reunirme con ellos solo en Teams.

Lanzamos el “Infraverso” para centrar todas las iniciativas en las que hemos estado trabajando en el espacio de la XR (realidad extendida), incluyendo salas inmersivas que conectan Londres con Madrid en tiempo real, y escalaremos a una geografía más amplia en los próximos meses para poder mantener reuniones colaborativas en tiempo real en un espacio compartido con contenido virtual y capacidades interactivas. Esto se suma a las soluciones de RA ya existentes y desplegadas que nos han ayudado a dar soporte a técnicos a pie de obra poniendo en servicio equipamiento durante los tiempos del Covid, proporcionando conectividad en tiempo real con expertos centrales a través de Hololens y asistencia remota. Combinar distintas plataformas permitiendo que Londres, Madrid y sitios remotos se reúnan todos juntos en un modelo en 3D y discutan los detalles y las opciones de diseño. Mediante el uso de motores físicos implementados con RV y tecnologías de juego, ahora somos capaces de dirigir nuestra infraestructura en RV e interactuar con el tráfico, además de generar datos sintéticos que nos permiten simular escenarios difíciles y validar los resultados vinculados con un rango de tecnologías de gemelo digital de apoyo.

Estas tecnologías no solo pueden conectarnos mejor, sino que pueden mejorar la seguridad y la salud de los trabajadores en el día a día. Si podemos presentar una representación del mundo real entre cuatro paredes, podemos traer ingenieros antes de que se desplacen a la obra para reuniones sobre seguridad laboral, hablar sobre escenarios de riesgo y mostrar y crear cosas que eran imposibles de hacer con seguridad en el mundo real.

No obstante, reconozco que no todo el mundo se sentirá así y la velocidad de adopción variará en diferentes demografías. Aun así, me cuesta creer que haya cualquier duda de que nuestros ingenieros se reunirán en entornos virtuales para discutir sobre diseños y compartir contenido en 3D, o que estaremos haciendo tours virtuales por las obras desde ubicaciones remotas con cámaras de 360º, RA, RV y otras tecnologías.

Veremos que empiezan a abrirse a este tipo de entornos y tenemos que aprovechar el incremento de eficiencias para no tener que viajar. Por ejemplo, si podemos hacer 3 o 4 tours de obras virtualmente en un día en comparación con lo que podríamos haber hecho en 2 días, incluyendo el viaje y el tiempo en la obra, por no mencionar lo que esto hace para mejorar la huella de carbono de estas actividades.

La lógica de que todo esté en un solo espacio digital

A veces pienso que ya no estoy trabajando desde casa, sino que estoy viviendo en el trabajo. Se ha vuelto muy difícil diferenciar ambas cosas. Solía enorgullecerme de que Facebook y WhatsApp formasen parte de mi vida personal y social, mientras que LinkedIn y Microsoft eran las plataformas que utilizaba en el trabajo entre tal hora y tal hora. Pero ahora todo mi mundo está mezclado.

Parece lógico que todos estos ‘-versos’ estén en la misma plataforma digital, o metaverso. Digitalmente, puedes moverte entre distintos entornos, permitiéndote a su vez desconectar a nivel psicológico de un -verso y conectarte a otro.

A través del mismo medio o plataforma, puedo reunirme con mis amigos en un ‘gimnasio’ para hacer unos cuantos ejercicios por la mañana antes de conectarme al trabajo. Después, por la tarde, conectar con los amigos o la familia en un ‘socialverso’, usando nuevas tecnologías que revolucionarán la forma en que nos reunimos e interactuamos socialmente con nuestra familia y nuestros amigos de forma virtual.

Cuando tenía la edad de mis hijos, el 95% de mis interacciones sociales eran cara a cara. A día de hoy, parece que es justo al revés. Las próximas generaciones continuarán siendo los primeros en adoptar esta tecnología y en presionar para que tenga cada vez más capacidad. En el mundo de la infraestructura, es importante que nos mantengamos en sintonía con esto y entendamos cómo aprovechar el valor para nuestros propios casos de uso y también cómo proporcionar los puestos de trabajo del futuro para estos nuevos adoptantes tempranos.

Algunas personas, como yo mismo, siempre van a querer ir a un pub y tomar una pinta de cerveza real, pero la oportunidad de movernos digitalmente entre distintos -versos es un enfoque interesante de las cosas, del que personalmente no tengo dudas de que vaya a tener un enorme impacto en la forma en que nos socializaremos en adelante.

Debemos trabajar juntos para dar forma al metaverso

Por supuesto, hay un peligro en decir que ahora todo lo digital formará parte del metaverso. De forma similar, rechazo el término, a menudo mal utilizado, del Internet de las Cosas, porque pone demasiadas tecnologías distintas en el mismo cesto sin entender realmente el valor que proporcionan a los distintos sectores de nuestro negocio.

Las grandes compañías tecnológicas tendrán sus propios objetivos empresariales y factores generadores de valor para aprovechar esta tecnología y conseguir más cuota de mercado.

Los gobiernos, las empresas y las personas tendrán que valorar cómo se gestiona esto, ya que los riesgos existentes con la tecnología actual se amplificarán. Proteger los derechos de las personas, el bienestar psicológico y la seguridad de los datos y la información serán retos significativos.

Las oportunidades para nuestra compañía son numerosas

Para Ferrovial, el infraverso puede basarse en monitorizar las actividades a pie de obra en tiempo real, interactuando de forma segura con la gente que hay en ellas, reduciendo nuestra huella de carbono al no tener que volar por todo el mundo para asistir a reuniones y logrando que los ejecutivos estén más presentes en ubicaciones remotas.

Pero no podemos trabajar de forma aislada para crear, diseñar y generar la marca de nuestro propio infraverso.

Tenemos que interactuar con el ecosistema externo y asegurarnos de encontrar las plataformas y socios adecuados que entiendan el valor en nuestro mercado, en nuestro sector. Es fundamental entender cómo armonizar IOT, BIM, IFC, simulación, gestión de activos y/o gemelos digitales y aprovechar el valor de todo esto en un infraverso. Estas relaciones ayudan a acelerar la adopción, incrementar el valor y, lo que es más importante, mejorar la experiencia humana mediante estos emocionantes principios y tecnologías.

Todavía no hay comentarios