Publicada el 17 de Septiembre de 2019

Los vehículos completamente autónomos (AV por sus siglas en inglés) están destinados a cambiar el transporte para siempre. Los líderes del sector como BMW, Ford y Volvo trabajan para que los automóviles sin conductor lleguen a las carreteras en 2021, pero la conducción autónoma no es solo para automóviles. Cada vez se usa más la tecnología para que los trenes de pasajeros y de carga sean más eficientes.

Por ejemplo, la Autoridad de Tránsito Metropolitano de Nueva York (MTA) introdujo en mayo trenes con tecnología de operación automática (ATO) en su línea 7 Flushing que conecta Manhattan y Queens. Los trenes, según la autoridad, están programados para proporcionar una aceleración, velocidad de frenado y crucero óptimas. Los operadores humanos aún se encargan de gestionar las salidas de las estaciones y controlar el frenado de emergencia.

Sin embargo, la tecnología ATO aún debe perfeccionarse. Casi una semana después de la presentación de la línea 7 completamente automatizada, la MTA terminó desactivándola debido a que algunos trenes no se detenían donde debían, sobrepasando las estaciones de cuatro a seis vagones. Pese a ciertos problemas, se ha confirmado que la autoridad tiene intención de realizar pruebas adicionales y, en última instancia, expandir la tecnología a otras líneas en la próxima década. Puedes ver el plan de modernización completo aquí.

Vehículos Autónomos por el Mundo

La tecnología de trenes autónomos existe desde hace 30 años. Además, durante más de una década, países como Australia, China, Italia, Malasia y Singapur han utilizado sistemas de grado de automatización 4 (GoA4) que no solo funcionan sin problemas, sino que pueden hacer frente a situaciones de emergencia si es necesario. Sin embargo, en Estados Unidos, los sistemas GoA4 como el AirTrain del Aeropuerto John F. Kennedy y el ATL Sky Train en Atlanta se han restringido en gran medida al uso aeroportuario.

 

Según Aaron Steinfeld, codirector del Centro de Investigación de Ingeniería de Rehabilitación de Transporte Público Accesible en la universidad Carnegie-Mellon, lo que ha cambiado es la relación del público con la automatización en sí.

Se está avanzando hacia vehículos eléctricos interurbanos totalmente automatizados.

Algunas de las implementaciones actuales cuentan con operadores para monitorizar la conducción, pero sospecho que veremos menos control por parte de personas con el tiempo.

Los estudios confirman la opinión de Steinfeld. Según la Asociación Internacional de Transporte Público (UITP), casi una cuarta parte de los sistemas de transporte ferroviario público tenían al menos una línea totalmente automatizada en funcionamiento en diciembre de 2018. El informe de la organización también señaló que el número de líneas automatizadas en todo el mundo creció en torno a un 27 % a 1.026 km entre 2016 y 2018.

La creciente adopción de trenes automatizados supone un desembolso cuantioso. Por ejemplo, Sao Paulo, la línea amarilla de 10,9 km de Brasil, costó unos 1600 millones de dólares, mientras que el coste estimado de la línea circular de 35 km de Singapur ronda los 4.800 millones de dólares.

Aunque los costes asociados con los trenes completamente automatizados pueden variar según una serie de factores, incluida la cantidad de tiempo que la línea está operativa, Steinfield dijo que cree que llegará un momento en que los operadores solo serán necesarios para atender al cliente.

Sin embargo, la amenaza inminente de pérdida de empleos ha generado cierta oposición a la automatización.

El Descarrilamiento de los Vehículos Autónomos

El senador del estado de Nueva York, Kevin Parker, presentó un proyecto de ley en abril que prohíbe que los trenes en todo el estado funcionen de forma autónoma. El proyecto de ley, conocido como SB4890, estipula que un conductor debe estar presente en cualquier metro o tren operado por la autoridad cada vez que haya más de dos vagones conectados al motor.

Parker y los copatrocinadores del proyecto de ley afirman que es necesario un conductor para el correcto funcionamiento del tren y para responder en caso de un ataque terrorista. El proyecto de ley aún tiene que ser aprobado por el comité.

La amenaza de actividades terroristas similares a un complot fallido de 2009 por parte de Al Qaeda para atacar el sistema de metro de Nueva York es muy real. Pero la oposición a la automatización no se basa exclusivamente en la seguridad de los pasajeros.

El Departamento de Comercio de Transporte, que representa a los trabajadores transportistas de la AFL-CIO, sostiene que hasta 3 millones de personas pueden perder su empleo con la adopción generalizada de los vehículos autónomos.

En el comunicado puede leerse :

Los operadores de los sistemas de transporte público son esenciales para la seguridad y accesibilidad del mismo, tanto para los pasajeros como para el resto de usuarios de la carretera.

Cualquier legislación o regulación diseñada para facilitar el despliegue de tecnologías de vehículos automáticos debe exigir que permanezcan a bordo y disponibles para hacerse cargo de las operaciones, independientemente del alcance del desarrollo de la tecnología.

Intereses del Gobierno

Las necesidades de los empleados sindicales no han puesto freno a la automatización. Incluso el gobierno de Estados Unidos presiona para que se lleve a cabo la modernización.

La Administración Federal de Ferrocarriles (FRA, por sus siglas en inglés) retiró una propuesta de ley en mayo que exigía una tripulación de al menos dos personas a bordo. Además, la medida de la agencia sigue al lanzamiento de una solicitud de información en 2018 de métodos para apoyar la integración e implementación de nuevas tecnologías de automatización, incluida la conducción automatizada.

Las acciones recientes de la FRA no implican necesariamente que los trenes completamente automatizados se conviertan en la norma en el sistema ferroviario del país. Sin embargo, sugiere que la agencia sabe por dónde van los tiros.

Aunque es probable que la decisión de la FRA sea impugnada en los tribunales, está claro que la incorporación de la tecnología de vehículos autónomos a los sistemas de trenes de pasajeros e incluso de carga continuará.

Escrito por Carl Winfield el 17 de Septiembre de 2019

Aún no hay comentarios publicados.

X

Inicia sesión

Para guardar tus lecturas y seguir en otro momento, necesitamos saber quién eres

¿Has olvidado tu contraseña?

¿Aún no estás registrado?

También puedes entrar a través de:

X

Regístrate

Introduce tu correo electrónico y te enviaremos un email para activar tu perfil.

También puedes entrar a través de:

X

¿Has olvidado tu contraseña?

Introduce la dirección de correo electrónico con la que te registraste para recuperarla.

X

¿Has olvidado tu contraseña?

Tu contraseña ha sido cambiada.

X

Aviso

No se ha podido cambiar su contraseña de acceso.

X

¿Has olvidado tu contraseña?

Revisa tu correo electrónico para obtener el enlace de confirmación.

X

Aviso

No hay ningún usuario registrado con esa dirección de correo electrónico.

X

Aviso

Este usuario no tiene permitido el restablecimiento de su contraseña.

X

Regístrate

Tienes un email

Haz clic en el enlace adjunto para empezar a disfrutar de todas las ventajas de estar registrado.

X

Aviso

Ya estabas registrado con este correo electrónico

X

Aviso

Lo sentimos, pero hemos tenido un problema al completar tu registro. Por favor, inténtalo de nuevo.

X

Aviso

Lo sentimos, pero ese código de validación ya se ha usado en el registro de una cuenta de usuario.

X

Completa tu registro

¿Qué te interesa?

Selecciona los temas que te interesan y te enviaremos el contenido relacionado.

¿Con qué periodicidad quieres recibirlo?

Newsletter